Inicio » Alma »

Guía de: Alma

Los Ángeles, seres de luz y el nexo con la divinidad

No solo en la religión católica se menciona a los ángeles, también en el judaísmo y en el mundo islámico.

Los Ángeles son seres de luz que acompañan nuestro camino, deseando fervientemente poder asistirnos y guiarnos.

Cuando nacemos, inmediatamente somos soldados a uno en particular; ese es nuestro Ángel de la Guarda.

Como espíritus puros, es decir libres de toda materia y de naturaleza inmortal, su función más importante es la de ser nexo entre Dios y los hombres. Por eso, cuando los invocamos, experimentan una profunda felicidad.

Ángeles

Foto: manualidadesconmoldes.com

Aunque existen para glorificar a Dios y ser sus mensajeros, te garantizo puedes contar siempre con ellos, pues son una prolongación de la energía suprema que penetra sutilmente hasta las densidades de la tierra, trayendo luz.

Estos mensajeros han existido siempre – a través de los tiempos y las culturas – y pueden ayudarnos cada vez que les entreguemos nuestra confianza y reconocimiento.

En  nuestro inconsciente colectivo hay al menos 3 ángeles que conocemos: el Ángel de la Guarda, compañero inseparable de la niñez, el Arcángel Gabriel conocido por ser el que le anunció a María la llegada del niño Jesús, y  el Arcángel Miguel, a quien más de alguna vez invocaron nuestras abuelas.

No solo en la religión católica se menciona a los ángeles, también en el judaísmo, a través de la Kabalah, conocemos  72 nombres más. En el mundo islámico se los ve como compañeros del corazón y reflejos de Dios.

En Europa las antiguas catedrales gozan de maravillosas estatuas de estos seres de luz. A lo largo de la historia, muchos poetas, filósofos y santos se comunicaron con ellos; Santo Tomás de Aquino y San Francisco de Asís los visualizaron.

Jerarquías de los Ángeles

Los ángeles se agrupan en jerarquías o estados vibracionales, partiendo desde el punto central que es Dios. Se dice que el único ángel que mira a la cara al Creador es Metatrón. Luego, las legiones celestes se disponen en nueve Coros, en orden de potencia decreciente:

La primera jerarquía está compuesta por Serafines, Querubines y Tronos.

La segunda, por Dominaciones, Virtudes y Potestades.

Y la tercera y más cercana a nosotros, por Principados, Arcángeles y Ángeles.

Algunos recomiendan que si necesitas protección llama a Miguel;  si sanación, a Rafael,  para la comunicación a Gabriel, para abrir caminos en situaciones difícles, a Uriel y para el amor, a Chamuel.

Si quieres agradecer su sagrada presencia hazlo con aromas dulces; los disfrutan mucho, especialmente la fragancia  a rosas, según quienes han estudiado el tema de los ángeles.

Más sobre Alma

ComentariosDeja tu comentario ↓