Inicio » Alma »

Guía de: Alma

Sanar: El desafío de vivir en equilibrio

Ser sano tiene que ver con conectar con la capacidad interior de amar y poder manifestarla en la vida.

Casi es un milagro vivir sanamente hoy;  Jennifer Middleton nos enseña cómo.

Precedido de sus dos magníficos libros anteriores, Yo (no) quiero tener cáncer y La vida es algo más que correr,  con esta tercera entrega Jennifer vuelve a insistir en cómo los estilos de vida influyen en los procesos de salud o enfermedad.

Tal como señaló la antropóloga Patricia May en la presentación, la imagen de la portada del libro, ya nos dice mucho. La Flor del Loto es símbolo sagrado de la fuerza espiritual, que sin embargo hunde sus raíces en el lodo. Signo de transmutación, cuando nos conectamos verdaderamente con nosotros mismos, no puede sino ocurrir una profunda sanación .

Pero ¿qué es ser sano? Ser sano tiene que ver con conectar con la capacidad interior de amar y poder manifestarla en la vida. Ser sano es una elección, subraya Jennifer, una elección que requiere la voluntad de escoger una vida que nos devuelva a la sensatez de vivir en sencillez, contemplando silencios y espacios para el alma.

Sanar

Foto: Grijalbo

Sicóloga Clínica de la Universidad de Chile, pionera en el país de la psicología oncológica integrada, que relaciona al estrés crónico con el desarrollo del cáncer y otras enfermedades, Jennifer Middleton creó el departamento de Psicooncología de la Corporación Nacional del Cáncer, y es fundadora y directora del Centro de Desarrollo de la Persona. Ha trabajado con pacientes de cáncer y sus familias desde el año 1979, y ha atendido a personas provenientes de Australia, Estados Unidos, Canadá, Europa e Israel, entre otros países.

Aunque a ella no le gustan las  tesis categóricas, cree que las enfermedades son el resultado de muchos factores distintos, pero básicamente, dice que de tanto maltratarse malviviendo, las personas crean ellas mismas escenarios donde se producen las dolencias.

Avalada por dos décadas de trabajo en terapias con enfermos terminales, Jennifer piensa que podemos hacer mucho para prevenir la enfermedad. Asegura que nos enfermamos porque no nos cuidamos, porque nos maltratamos y nos abusamos y nos dejamos abusar y maltratar, desconectándonos de nosotros mismos.

Para conectarnos, debemos dar una vuelta de tuerca grande, desechando las soluciones rápidas y del afuera que nos propone la matrix, volcándonos hacia nuestro interior, estando atentos a nuestras necesidades, volviendo a nuestra esencia, haciendo conciente el día a día.

“Tenemos la mala costumbre de ponerles mordaza a los reclamos de nuestro cuerpo, con antidepresivos si se trata de aspectos psicológicos, con Migranol si es una jaqueca, sin preguntarnos por qué el cuerpo se queja”. Un dolor de cabeza, dice Jennifer, no se soluciona  con una pastillita ni una depresión menos, sino preguntándonos qué nos pasa, buceando responsablemente en las profundidades de nuestro ser.

Los capítulos del libro son cortitos y precisos, van “al hueso”, lo que permite hacer una pausa y reflexionar. El capítulo final trae una sorpresa para quedarse saboreándola (¡tienen que leerlo!)

Jennifer Midleton. Sanar. El desafío de vivir en equilibrio.Random House (Grijalbo), 2011

Más sobre Alma

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.