Guía de: Animé

¿Quiénes son los más grandes villanos del animé?

Un héroe no es nada si no tiene un enemigo al que enfrentarse. A continuación, una breve selección (sin orden específico) de algunos de los villanos más memorables del animé.

Eran tan malos, pero tan malos que alguien tuvo que decir basta y enfrentárseles. A continuación, una lista de los personajes más diabólicos del animé:

Villanos animé
Foto: Nobuhiro Watsuki

Las ambiciones de Shishio no tienen fin. Al llegar al infierno, decidió que él lo iba a gobernar.

Makoto Shishio (Rurouni Kenshin): Si tus superiores te traicionan, toma de rehén a todo el país. Así opera la venganza de Makoto Shishio luego de ser “desechado” por parte de los revolucionarios nipones (quienes para segurarse de que muriese, le encendieron fuego… No resultó). Con un pequeño ejército a sus órdenes y seguidores fieles hasta la muerte, Shishio sólo pudo ser derrotado por el samurai que él mismo reemplazó en su momento. Para esto, Kenshin debió aprender la última técnica del Hiten Mitsurugi, y aún así,  Shishio le dio muchos problemas antes de morir -ahora sí- consumido por las llamas.

Freezer (Dragon Ball Z): Sus ansias de poder y conquista son enormes. Nada lo detiene cuando quiere conseguir algo. El conquistador de planetas es uno de los mayores ejemplos de maldad en el animé. Su carácter duro hace que sea temido por todos sus contrincantes e incluso por sus fieles subordinados, haciendo casi imposible oponerse a él. Capaz de destruir planetas con el movimiento de un dedo, Freezer es uno de los mayores adversarios de Gokú en la saga de Dragon Ball Z.

Gihren Zabi (Mobile Suit Gundam): El poder heredado es delicioso y si con eso podemos hacer una pequeña limpieza étnica, tanto mejor. A Gihren no le bastó con tomar el poder del Ejército de Zeon para llevar a cabo su propia agenda, sino que además fue capaz de matar a su propio padre para así asegurar su poder y enfrentarse a la Federación Terrestre. Como todo tirano, realiza actos despreciables para poder lograr sus fines, tales como el desplazamiento de una colonia completa para poder terminar un arma con la que pretendía destruir a sus enemigos que iban camino a atacarlo. Pero como la maldad corre en la familia, fue su propia hermana quien le dio muerte durante la batalla final de A Baoa Qu.

Villanos animé
Foto: Yoshiaki Kawajiri

Ni cortarlo en pedacitos detiene a éste malvado ser que anhela dominar Japón como el Shogun de las Tinieblas.

Genma Himuro (Ninja Scroll): Era tan malo que el infierno lo devolvió a la Tierra. Usando a poderosos ninjas intenta tomar el control del Japón con métodos que harían ver a Hitler como un niño malcriado. Un peleador excelente y un ansia de poder inconmesurable Genma no titubeó ante nada para esparcir el terror en algunas villas del Japón. Si a eso le sumamos el hecho que posee la habilidad de curar sus heridas de forma casi milagrosa, tenemos un oponente que es simplemente imparable.

Griffith (Berserk): El poder lo es todo… TODO. Por obtener un gran poder de un demonio, Griffith no sólo sacrificará a sus mejores y más leales soldados, también le sacará un ojo y un brazo a uno de sus más leales Tenientes. Y si de verdad quieren que sea malo, pero malo, también violó a dos mujeres, incluyendo al interés amoroso del protagonista; todo esto bajo una apariencia noble, bonachona -sin llegar a ser ridículamente bueno- y de un líder que sabe manejar a sus tropas. Pero bueno, el poder es lo que mueve al mundo; y si es un poder demoníaco, mejor aún para los villanos.

Villanos animé
Foto: Naoki Urasawa

Las apariencias engañan, nunca confíen en una oveja, ya que se pueden encontrar con un lobo debajo.

Johan (Monster): Un niño llega con una herida de bala en la cabeza a un hospital y un cirujano le salva la vida, sólo para darse cuenta, 9 años más tarde, que la persona a la que salvó la vida, es un sociópata muy peligroso. Johan, no sólo es capaz de asesinar con sus propias manos a quien se le cruce, también es capaz de convencer a otros para que hagan el trabajo, todo esto, sin dejar prueba alguna de su existencia, haciendo que Tenma -el doctor que le salvó la vida- sea el principal sospechoso de los distintos asesinatos que comete Johan. Por si fuera poco, su rostro angelical y mirada perdida le juegan a favor al momento de convencer a la gente que debe hacer lo que dice. No cabe duda alguna que Johan tiene un ángel para mover a la gente que ya se lo quisiera cualquier político.

Villanos animé
Foto: Production Reed

¡¿Lo hice y qué?! Soy tan malo, pero taaaan malo que soy capaz de destruir a la Tierra si no obtengo lo que quiero.

Führer Gattler (Baldios): Por antonomasia, todo dictador es malo. Ahora, si éste es capaz de llevar a su gente a una guerra genocida para conquistar un planeta donde pretende trasladar a toda su población luego de perder su propio mundo debido a la contaminación por radiación, tenemos a un ser malvado pero con ganas, de alma negra y sin remordimiento alguno, que además, tiene el descaro de reconocer y hasta vanagloriarse de ser el causante de las desgracias de su gente.

Dilandau (Escaflowne): ¡UF! ¿Qué se puede decir de Dilandau sin spoilear a quienes no han visto Escaflowne? Maldad pura, maldad por diversión, búsqueda constante de venganza y un círculo de Tenientes muy cerrados y que lo protegen hasta después de sus propias muertes (la escena donde Van Fannel se enfrenta a Dilandau y sus Tenientes es simplemente majestuosa en todo sentido). Dilandau esconde un secreto que sólo es revelado en los últimos capítulos de la serie, eso no quita que sea uno de los personajes más desquiciados y locos del animé, casi al mismo nivel del Joker en los cómics.

Más sobre Animé

ComentariosDeja tu comentario ↓