Guía de: Autos

Auge y caída de los motores Diesel, ¿qué pasó?

En Europa representan la mayoría del parque automotriz y han pegado tan fuerte, que en diversas competencias los motores diesel se han hecho presentes. Pero hoy comienzan a decaer por diversas razones.

Los motores a Diesel para automóviles han representado un capítulo bastante amplio en la industria del automóvil, tanto que han llegado a ser la mayoría en producción y ventas de varias marcas.

Foto: Agencias

Motor Diesel con filtro activo de partículas (FAP), el único capaz de no emitir gases cancerígenos

Técnicamente el motor diesel es más eficiente que el de gasolina, debido a que comprime y aprovecha durante más tiempo la mezcla de aire y combustible, teniendo más capacidad de mover grandes cargas. Su talón de aquiles era la velocidad, principalmente porque han sido más diseñados para el transporte de carga y trabajo pesado que para su uso en vehículos livianos. Hoy los diesel han llegado a ser igual o más potentes que un motor de gasolina, y lo más importante, más eficientes en relación al consumo del combustible fósil.

En la actualidad Europa concentra el mayor consumo de automóviles con motor diesel, principalmente por el menor precio y por la eficiencia, pero, desde un tiempo a esta parte la situación ha cambiado drásticamente;

  • En primer lugar, el precio del diesel prácticamente se ha igualado con el de la gasolina.
  • Segundo, los gases del diesel han sido declarados cancerígenos para la población y sólo algunos vehículos contienen los filtros adecuados para estos nocivos gases. Esto según el Centro de  Internacional de Investigación del Cáncer (CIRC), una agencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que señaló en 2012 que los gases de combustión generados por los los motores diésel podrían provocar agentes cancerígenos para el hombre.
  • Tercero, en Japón se ha reducido la polución reduciendo el número de motores diesel que funcionan en las ciudades, ya que gran parte del material particulado, provienen de estos motores.
  • Cuarto, la evolución de los motores a gasolina ha permitido prácticamente igualar la eficiencia.
  • Quinto, la industria ha dirigido sus dardos a la tecnología híbrida, luego de que la Fórmula 1 y competencias automovilísticas experimentaran exitosamente la combinación de un motor a gasolina y uno eléctrico.

Todos estos factores han golpeado fuertemente el desarrollo de los motores diesel, varias marcas ya han eliminado las opciones de estos motores en las ofertas de sus modelos (Lexus por ejemplo). La aparición de pequeños motores turbinados y de gran potencia han acaparado la atención de todos: hoy ya es posible utilizar motores de 1,2 ó 1,4 litros que igualan o superan en potencia a los otrora 2 litros atmosféricos que reinaban en los años 90.

La generación de los motores con turbo y otros ayudados por la tecnología eléctrica, nos llevan en camino a la utilización de la electricidad en su totalidad. La sonda del mercado es a través de la Fórmula 1, que también ha optado por dirigirse a los motores más pequeños y turbinados.

Estos cambios representan una esperanza en el lentísimo camino hacia un futuro con tecnologías más limpias o en definitiva, cero emisión.

Más sobre Autos

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.