Guía de: Autos

Los autos chinos, ¿qué es mito y qué es verdad?

Son económicos, pintorescos, bien equipados, pero son duramente enjuiciados socialmente. Aquí un análisis de los autos chinos, que a un bajo precio llegaron a abrirse un espacio.

La industria automotriz se ha desarrollado lentamente en distintos lugares del mundo a través de la historia. Los primeros fueron en Europa, después en Estados Unidos, luego en Japón, le siguió Corea… hoy se introducen los autos chinos provenientes de ese país asiático.

Cada vez que un país hizo una nueva intervención en la industria automotriz, se miró con recelo y se tildaron con muchos prejuicios, como por ejemplo con los primeros modelos coreanos, uno de ellos el Hyundai Pony hace algunas décadas.

Autos chinos

Foto: AFP

Chery es una de las marcas de autos chinos que ha debido enfrentar prejuicios en su entrada al mercado.

Los autos chinos están en una etapa de aprendizaje, que no tardará menos de 10 o 15 años, para ponerse al nivel tecnológico y de diseño del mercado mundial. Actualmente gran cantidad de los modelos chinos, parten de una base de otro modelo, ya sea copiado o comprando diseños descontinuados de otras marcas.

El principal objetivo de los autos chinos es producir de manera rápida y al menor costo posible, casi sin período de desarrollo, para cubrir una gran demanda por automóviles bien equipados y más baratos que la media sin equipamiento extra.

El período de desarrollo le cuesta millones de dólares y años a las grandes marcas, para esto, se necesita un personal con experiencia y un presupuesto adecuado, el que seguramente encarecerá el precio del producto final. Actualmente los autos chinos están trabajando de dos formas en su gran mayoría: con ingeniería inversa o comprando plataformas descontinuadas.

La ingeniería inversa (o de frentón copia) trata de copiar un producto ya hecho, desarmándolo pieza por pieza para lograr hacer los moldes para fabricar piezas y montar la cadena de ensamblaje.

Comprar plataformas viejas les ahorra a los autos chinos los problemas legales y con ello rejuvenecen un producto ya probado en el mercado.

Otra práctica común de los autos chinos es copiar diseños sobre otras plataformas para ahorrar en estudios de diseño, así se aseguran una aceptación en el público y un concepto de marca que cuesta millones, además de todo lo que hay que invertir en marketing.

Muchos modelos de autos chinos utilizan varias piezas de otros autos, y se arman verdaderos híbridos, como por ejemplo el SMA C81 que tiene tablero de Citroen Xsara (obviamente con otros materiales).

En cuanto a motorización, los autos chinos utilizan normalmente motores de origen japonés o coreano, pero es sólo el origen del diseño, ya que la construcción se realiza igualmente en China, no con las mismas piezas o materiales, nuevamente para abaratar costos.

Algunas marcas de autos chinos han tenido grandes problemas legales por algunas de estas malas prácticas, ganándose demandas de Mercedes o Audi, por ejemplo.

Finalmente, es importante destacar que no todo el trabajo de las marcas chinas es como lo señalo en esta nota, el llamado es a no juzgar sin antes buscar información de manera adecuada.

¿En qué fijarse con los autos chinos?

Autos chinos

Foto: Geely

Los Geely no han salido bien parados en los test de choques.

Primero, hay que fijarse si la marca de autos chinos tiene crash test realizados en alguna institución europea o estadounidense, por ejemplo Chery o BYD tienen estos test, pueden verse en videos de youtube con buenos resultados, no así Geely con resultados bastante pobres (ciertamente fatales para sus ocupantes), tema no menor, ya que buscando por la red, uno puedo toparse con videos horrorosos de pruebas de choque.

Además, hay que preocuparse de buscar opiniones de usuarios en otros mercados, además de artículos de información técnica, muchos vienen con fallas absurdas, modelos de una marca X proveniente de China, llegaron con cajas de cambio defectuosas que se partían literalmente… el importador lo sabía y trajo igual número de cajas que modelos para la venta.

Los autos chinos están aprendiendo, las terminaciones no son finas ni los materiales de gran calidad, pero marcas de este mercado emergente están comenzando a hacer las cosas bien, y se puede obtener productos de una calidad aceptable por un precio bastante bajo.

Por último, un auto chino es un medio de transporte, no es un concepto de un auto para apasionados o exigentes en el tema automotor, por lo que sus fallas técnicas pueden ser recurrentes si no se les da el uso adecuado, como puede pasar con cualquier auto de cualquier otra marca.

Links:

Más sobre Autos

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.