Guía de: Autos

Salón del Automóvil 2012: Lo bueno y lo malo

Es la "fiesta" más importante y publicitada en el ambiente tuerca chileno. Desde sus inicios en el Parque Araucano, ha dado que hablar, criticar y alabar. En esta oportunidad, hay un interesante equilibrio.

En aquellos años que el Salón del Automóvil era una fiesta anual, todos nos abalanzábamos a ver qué auto sería el centro de la muestra, cuál sería el auto que veríamos por única vez en nuestras vidas y salíamos (cansados) con una sonrisa en el rostro, con el sabor de haber asistido a un evento que llenó nuestras expectativas.

Salón del Automóvil
Foto: Guillermo Zúñiga
Desde que el salón se cambió a Espacio Riesco y comenzó a ser cada dos años, algo extraño nos comenzó a desilusionar del evento. Las entradas subían y el interés comenzaba a desaparecer, ya no salíamos con una sonrisa en el rostro, salíamos (extremadamente cansados) y con la duda de si era mejor gastar la plata de la entrada en una tarde de cine quizás…

Una muestra realmente gigantesca, ya dejaba de ofrecernos rarezas y bellezas de autos, dejaba de ofrecernos producciones apoteósicas como el Super Prime del Rally y pasaba a ofrecernos un paseo eterno por las vitrinas insípidas de cada marca, sumado a un (latero) creciente mercado de autos (copias) desde China.

Este año, el salón disminuyó su área de muestra, se ordenó un poco y dejó paso a algo interesante. Como valor agregado, no nos muestra algo deslumbrante, quizás acumuló los efectos de crisis económicas recientes, pero ya no deja un sabor agrio al salir como en las dos últimas ediciones.

Más orden

Salón del Automóvil
Foto: Guillermo Zúñiga
En relación a extensión, los pabellones cambiaron a una distribución más comprimida y ordenada. Hay una suerte de menor espacio para cada marca, pero ello no afecta a la calidad del material expuesto. Las críticas crecientes en cuanto a la muestra de autos chinos, se convierten en un espejismo, al darse cuenta de que fueron puestos en un pasillo selecto y exclusivo para nuestros amigos asiáticos, ideal para quien quiere utilizar el salón como una muestra de mercado y escoger el próximo o primer modelo de nuestro garage.

El Salón del Automóvil 2012, se jacta de ser una de las muestras más variadas de Latinoamérica, pero mejor no hablar de estrenos mundiales, eso no le viene, aunque sí es bueno hablar del privilegio de ver por primera vez varios modelos en este lado del mundo.

El material que se expone en el Salón del Automóvil 2012, tiene bastante del mercado nacional visible en comunes vitrinas de automotoras, pero casi cada marca hizo lo suyo para deleitarnos con algo nuevo, único o, en el peor de los casos, simpático.

Cosas que llaman la atención

Salón del Automóvil
Foto: Guillermo Zúñiga
Mini se animó con un auto “al revés”, Renault presentó la última versión del Clio, Hyundai trajo un prototipo, Peugeot nos trajo dos prototipos, Citroen presentó TODA la línea DS, Chevrolet alardeó con el Camaro ZR1, el Volt y el Corvette 30th anniversary.

Aston Martin nos alegra con casi toda su línea, Lotus en su “primera vez” no deja de ser interesante, Opel presenta su regreso a Chile, Subaru nos trajo el BRZ y equipado por STI, Ford trajo el Focus ST y el ya conocido Mustang “facelift”. Mercedes nos dejó alucinar con su exclusivo SLS Alas de Gaviota, y Audi trabjo un par de exclusividades que nos quedarán en la memoria. Esto, por nombrar algunas de las cosas que llaman la atención.

Ya me estaba acostumbrando a salir molesto del Salón del Automóvil, pero este año no fue así. Eché de menos a Porsche y a Ferrari, a BMW no tanto, porque no era costumbre verlos en la muestra. Me quedo con el resultado de este año, aunque no tenga eventos importantes que ofrecernos. Dejémosle la oportunidad de crecer y seguir madurando para la próxima edición, en 2 años más.

A pesar de que no salí sonriendo, salí conforme, es recomendable ir, aunque haya cosas que mejorar, como la presentación de los autos… Sí, recomiendo ir al Salón del Automóvil 2012.

Más sobre Autos

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.