Pesticidas: Un peligro para la agricultura campesina y las personas

Estas sustancias han causado la intoxicación de miles de personas en el mundo.

El pasado 3 de Diciembre se conmemoró el “Día Mundial del No uso de Plaguicidas”, fecha establecida por las 400 organizaciones miembros de la Red de Acción en Plaguicidas, PAN Internacional (Pesticide Action Network), en 60 países, recordando a las más de 16.000 personas fallecidas a consecuencia de la catástrofe de Bophal, India, ocurrida en 1984 por el escape de 27 toneladas del gas tóxico metil isocianato, utilizado en la elaboración de un plaguicida de la Corporación Union Carbide. Este desastre químico ocurrió en un área densamente poblada y sólo en los tres primeros días murieron 8.000 personas.

Muchos otros accidentes se han desencadenado en el mundo desde esa fecha, la agricultura con monocultivos ha contaminado aire, suelo, aguas, animales y personas, causando graves desequilibrios y una amplia destrucción de los paisajes nativos.

Pesticidas

Foto: Blogs

Avión lanzando pesticidas.

En América Latina, el uso de plaguicidas ha sido causa de intoxicación en millones de personas y ha cobrado miles de víctimas, muchos de ellos niños. Sin embargo, nadie ha asumido la responsabilidad por estas muertes donde, en la mayoría de los casos, se permanece en el anonimato.

El mercado de los Plaguicidas aumenta en forma exponencial y genera recursos que va en más de US $10 billones. Si bien estas empresas entregan trabajo y sustento a miles de famililas, otras miles se ven afectadas en su calidad de vida por la producción, uso y manejo indiscriminado de estos productos.

Los productos más Tóxicos son los 1a y 1b, también aquellos con efectos crónicos, según la OMS.

Es por esto y mucho más que existe una necesidad urgente de restringir el uso de plaguicidas tóxicos y renovarlos por productos naturales y más aun por implementar el manejo mediante Control Biológico y Manejo Integrado de Plagas, sobre todo por el beneficio de la agricultura rural campesina.

El Control Biológico es un método no invasivo de control de Plagas, donde se utilizan organismos vivos para el control de plagas, malezas y enfermedades que afectan a otros seres vivos.

Por su lado el Manejo Integrado de Plagas (MIP) invita al manejo y uso adecuado de productos fitosanitarios, disminuyendo al mínimo el uso de plaguicidas tóxicos. Esto debido a que en algunos cultivos es más compleja la introducción de un Control Biológico, siendo esta una buena alternativa de descontaminación.

Más sobre Campo

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.