Guía de: Ciclismo Urbano

Moto, micro, bicicleta o auto, ¿qué es más rápido en Santiago?

Se midió el tiempo que se demora en recorrer la distancia existente entre Avenida Ossa 1000 (casi esquina Echeñique) en Ñuñoa y Santa Beatriz con Pérez Valenzuela en Providencia.

En el artículo anterior se hace referencia al fin de las vacaciones y con esto, de la vuelta a nuestras ciudades de origen, lo que por supuesto conlleva la vuelta de la congestión provocada por los vehículos motorizados a nuestras urbes, en especial en sus centros (¿se han fijado lo agradable que es Santiago en febrero?).

Pero la llegada de Marzo además significó una nueva convocatoria de las agrupaciones pro-bicicleta, Movimiento Furiosos Ciclistas (MFC) y Agrupación Arriba ‘e La Chancha,  las que esta vez apoyadas por el Departamento de Ingeniería de Transporte y Logística de la UC, realizaron la VI Medición de Eficiencia de Medios de Transporte Urbano.

Imagen de previsualización de YouTube

Esta vez se midió el tiempo que se demora en recorrer la distancia existente entre Avenida Ossa 1000 (casi esquina Echeñique) en Ñuñoa y Santa Beatriz con Pérez Valenzuela en Providencia, las que en línea recta se encuentran separadas por 4.9 km entre sí, obteniéndose los siguientes resultados para cada transporte participante de esta medición:

Moto:                                   19 minutos
Bicicleta:                            26 minutos
Metro:                                 32 minutos
Auto:                                    53 minutos
Bicicleta + Metro:           56 minutos
Peatón:                               67 minutos
Bicicleta + Bus:               69 minutos
Bus:                                      74 minutos

Los organizadores señalaron que todos los participantes, se movilizaron sin trampa, o sea, nadie corrió, nadie pedaleó por la vereda, nadie se pasó los rojos en las esquinas y nadie adelantó de forma indebida.

Esta medición nos demuestra una vez más, que el automóvil, a estas alturas un convidado de piedra y casi un fetiche en las grandes ciudades, no es el medio de transporte más efectivo que nos pretenden mostrar en los comerciales y además, si nos fijamos bien, es común ver a 1 o 2 personas sobre un auto hecho para transportar 5 personas, por lo que este vehículo además, fomenta la ineficiencia del espacio en nuestras calles.

Si esas mismas 2 personas decidieran irse en bicicleta o bien en transporte público como el metro, sería un auto menos en las calles y por ende más espacio a ser utilizado por el resto de los medios de transporte, por lo tanto, menos congestión y se mejoraría el tiempo de transporte de los buses.

Si saco una bici de la calle el espacio dejado es insignificante. Si saco un auto de la calle, el vacío que deja es notorio y en su lugar caben 4 bicicletas holgadamente y 6 ajustadas…es una cuestión de eficiencia.

P.S.: ¿Y la moto como lo hizo para ser la primera sin violar normas?. Ojalá el informe, una vez esté completo y publicado, nos pueda revelar este “curioso dato”.

Más sobre Ciclismo Urbano

ComentariosDeja tu comentario ↓