Inicio » Cine »

Los Indestructibles 2, por qué hay que ver a los más rudos

Vimos "Los Indestructibles 2" nos dejó una clara impresión. Esta columna no es para graves ni para puristas del séptimo arte.

Guía de: Cine

Como contamos en una ocasión anterior, Sylvester Stallone vuelve con su banda de amigotes, los maestros de las armas con munición casi infinita y artistas del combo/patada/explosión.

En “Los Indestructibles 2″, Barney Ross (Stallone) vuelve a reunir a su equipo nuevamente, todo cuando el señor Church (Bruce Willis) los recluta para encargarse de un trabajo que preliminarmente pintaba fácil. Finalmente todo mal, el dinero fácil solo significó problemas y dificultades. La muerte de uno de los integrantes del selecto club de veteranos (no son inmortales) sacude al grupo que ahora se empeñará en buscar venganza.

Las secuelas serán un regadero de cadáveres y destrucción entre las fuerzas enemigas. Para entregarle más drama y tensión a la trama, nuestros protagonistas tendrán que lidiar con 5 toneladas de plutonio, material militar más que suficiente para alguien que quisiera cambiar el equilibrio del poder bélico mundial. En el elenco figuran actores como: Jason Statham, Jet Li, Dolph Lundgren, Chuck Norris, Jean Claude Van Damme, Arnold Schwarzenegger, Terry Crews, Liam Hemsworth, Scott Adkins… Para esta producción Stallone dejó la silla de director y se la entregó a Simon West, el mismo a cargo de proyectos como “Con Air” (1997), “Lara Croft: Tom Raider” (2001) y “The Mechanic” (2011).

Foto: Lionsgate / Millenium Films

Lo haré breve, está segunda parte es mejor que la primera. Se nota un mayor trabajo en la post-producción; el afán de figuración individual de los actores es dejado de lado para potenciar lo global, dar gala de que las nuevas y viejas generaciones de actores de acción y demostrar que son definitivamente igual de cabrones.

Es cierto, cintas como “The Expendables 1-2” son de esos productos “vacíos” que no entregan más que una inyección de adrenalina momentánea al público (mayormente masculino) asistente a una sala de cine. La receta siempre será simple: una ensalada de balas, combos y explosiones.

Sylvester Stallone encontró una fórmula, no nueva cabe destacar, usada anteriormente en películas románticas y/o musicales; reunir una amplia y transversal gama de rostros reconocidos, estrellas que se desenvuelvan cómodamente en el ámbito/género cinematográfico que los llevó a la fama. El éxito, como en el caso de “Los Indestructibles”, viene asegurado cuando todo se adorna con un trama simple, pero inteligente y un mercadeo previo que juega con las expectativas de “ooohhh! mira quien actua ahí!”.

Más sobre Cine

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.