Inicio » Cocina »Equipo

10 de las comidas más extravagantes del mundo: De gusanos a dedos de mono

Los insectos y huevos de animales son las especies favoritas para elaborar los platos más extraños del mundo.

Si bien indica el dicho que en gustos no hay escrito, esto claramente se evidencia en las posibilidades de platos que han resultado producto de nuestra cultura, costumbre o religión. A continuación, les presentamos algunos de los 10 platos más exóticos del mundo, de acuerdos a distintas visiones y gustos consultados:
Gusanos de Maguey

Gusanos de Maguey
Foto:Internet

En México, los gusanos se comen fritos con manteca y a veces en tacos.

Huitlacoche

Huitlacoche
Foto:Internet

En este mismo país, se comen además los hongos del maíz.

Crickets on a Stick, Brochette de grillos

Crickets on a Stick, Brochette de grillos
Foto:Internet

Se sirven en Beijing o Bangkok, como aperitivo, tapas, o para condimentar una pizza.

Hagáis

Hagáis
Foto:Internet
Se trata de la mezcla de corazón, pulmones e hígado de oveja condimentados con cebollas, harina de avena, hierbas y especias. Todo esto, está embutido dentro de una bolsa hecha del estómago del animal y cocido durante varias horas.

Balut

Balut
Foto:Internet
En Asia se comen huevos de pato fertilizados, es decir, con un feto parcialmente formado dentro, y se cocina al igual que un huevo duro. Son condimentados con sal o vinagre.

Escamoles

Escamoles
Foto:Internet
En México se degustan los huevos de hormiga.

Bolas de calamar

Bolas de calamar
Foto:Internet
De origen Chino, tienen un sabor crocante por  el exterior y blandas en el interior.

Brochette de escorpión

Brochette de escorpión
Foto:Internet

Sangre de Cerdo
Sangre de cerdo
Foto:Internet
En Hungría se deleitan con huevos hervidos flotando en la sangre de este animal.

Dedos de mono

Dedos de mono
Foto:Internet
En indonesia se sirven en aceite hirviendo.

Algunas fuentes consultadas:

Estilo de vida

Foro 3k

Planeta Joy

Dateriles

Más sobre Cocina

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.