Increíble caso: “Niña diosa” nació con ocho extremidades

Conozca la increíble historia de Lakshmi Tatma, que actualmente tiene ocho años, que nació con cuatro brazos y cuatro piernas y sobrevivió a una serie de cirugías.

Guía de: Cultura India

Lakshmi Tatma, que actualmente tiene ocho años y estudia en una escuela especial de Rajastán, siempre será recordada como la “niña diosa” de India, por su increíble nacimiento con cuatro brazos y cuatro piernas, malformación por la que fue adorada como la reencarnación de una diosa hindú.

La pequeña nació en 2005 con el síndrome del “gemelo parásito”; es decir, dos cuerpos unidos por la pelvis, aunque uno de ellos no se desarrolló. Por esto la niña al nacer apenas podía moverse ni gatear y los médicos pronosticaron que, sin una cirugía, no podría sobrevivir más allá de un tiempo limitado.

Sus padres, del distrito de Araria, en la región de Bihar cercana a la frontera con Nepal, la bautizaron Lakshmi, en honor a la diosa hindú de la suerte, la fecundidad y de la belleza femenina, que posee seis brazos.

Niña 8 Extremidades

Foto: Agencias

Al conocerse la noticia de su nacimiento y su extraña malformación, miles de fieles indios convirtieron a la humilde vivienda de la familia Tatma en un verdadero santuario de peregrinación de la diosa Lakshmi.

Maratónica cirugía

Un equipo médico de más de 36 profesionales participó en 2007 en una maratónica cirugía, que duró más de 40 horas, para extraerle las extremidades y los órganos sobrantes, pero sin dañar ninguno de sus delicados órganos propios.

La operación, que fue liderada por los doctores Sharan Patil y John Yohannan, del Hospital de Sparsh de Bangalore, costó más de US$ 6.400 dólares y tenía un riesgo de hasta el 30% de perder a la niña en la intervención.

El resultado fue exitoso y al mes de la operación la niña inició un tratamiento para corregir su forma de caminar. Además, en la medida que fuera creciendo debería enfrentar nuevas cirugías para enderezar su pelvis.

Actualmente Lakshmi tiene ocho años, se desarrolla como una niña totalmente normal y estudia en una escuela para niños con discapacidad de Rajastán, donde su padre consiguió trabajo en una granja.

“Cuando pienso en la forma en que nació, nunca en un millón de años Lakshmi habría podido ir a la escuela o tener la vida que tiene en la actualidad”, cuenta su madre, Poonam, de 28 años.

“Todas las cosas que ahora es capaz de hacer hubiesen sido imposibles hace dos años. A menudo trato de pensar en lo que podría haber sido si no se hubiera operado. Ni siquiera podía sentarse antes y ahora corre y hace deportes tal como los otros niños”.

Vea un documental de National Geographic sobre la “niña diosa” de ocho extremidades:

Más sobre Cultura India

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.