Las 10 muertes más curiosas de personajes históricos

La forma de morir hace una diferencia, debido a esto en Guioteca presentamos las muertes más raras de personajes muy conocidos.

Guía de: Curiosidades

Como dice un viejo refrán norteamericano, “Lo único seguro es la muerte y los impuestos”. No obstante, la forma de morir hace la diferencia, debido a esto en Guioteca presentamos las muertes más curiosas de personajes históricos:

1.- Federico I Barbarroja: Después de cabalgar por el desierto en Tierra Santa con su gran armadura, el emperador cuando llegó al río Saleph, se lanzó a sus aguas para saciar su sed. Desgraciadamente, olvidó quitarse la armadura y se hundió como ancla.

2.- Jean-Baptiste Lully: Falleció por una indomable gangrena en París, en 1687, a consecuencia de una herida que se hizo en el pie con su bastón de director de orquesta.

Papa XII

Foto: Blogs

Papa Juan XII.

3.- Papa Juan XII: Murió asesinado por un marido que lo había sorprendido con su mujer. Otra versión dice que murió de apoplejía en pleno acto sexual.

4.- Jerome Irving Rodale: Fundador del movimiento pro alimento biológico, predijo en una entrevista en 1971 que viviría hasta los 100 años. Murió poco tiempo después, de un ataque al corazón, a los 72 años.

5.- Tennessee Williams: El afamado escritor teatral falleció a los 71 años, en una habitación de hotel, al atragantarse con la tapa de un bote de pastillas. Sin embargo, algunos creen que fue asesinado.

6.- Tycho Brahe: El astrónomo danés, según varias fuentes históricas, falleció de una infección de orina sufrida en 1601, al no ausentarse de una cena en Praga por educación y respeto. Esto le causó una fuerte cistitis que le postró en cama con fiebres elevadas durante 71 días.

7.- Jim Fixx: el autor del bestseller de finales de los setenta ‘The Complete Book of Running’, donde defendía el ejercicio y una dieta sana como llave de la longevidad, murió de un ataque al corazón mientras hacía footing. La autopsia reveló una obstrucción masiva en tres arterias coronarias.

8.- Atila: Se encontraba tan ebrio durante su matrimonio que no se percató de que sangraba por la nariz. Al día siguiente amaneció ahogado en su propia sangre.

9.- Sir Francis Bacon: Mató un pollo, para comprobar en una fuerte nevada si el frio retrasaba la descomposición de los cadáveres. Al salir a enterrar al pobre animal, contrajo una delicada pulmonía que le quitaría la vida.

10.- Esquilo: El escritor griego tuvo miedo sobre la predicción que el oráculo le auguró ligada a que moriría aplastado por una casa. Debido a esto, decidió vivir fuera de la ciudad. Curiosa, y siniestramente, murió al ser golpeado por el caparazón de una tortuga.

Más sobre Curiosidades

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.