Guía de: Deportes Extremos

Deportistas extremos, un trabajo que necesita apoyo

Dedicarse profesionalmente a una disciplina de Deportes Extremos requiere sacrificios que pueden ir desde una baja remuneración hasta importantes lesiones o incluso la vida en situaciones límites.

El sueño de cualquier persona que se inicie en algún deporte y lleve su vida a una dedicación de horas, dinero y corazón a ese deporte como tal, es el vivir de él y disfrutar de este tomando como un sueño el que te pagaran por hacerlo… el “Sueño del Pibe” que a cualquiera le encantaría realizar.

Deportes extremos

Foto: Claudio Troncoso

El sueño de cualquier persona que se inicie en algún deporte es el vivir de él

A nivel mundial vemos a través de plataformas de video por internet o películas, documentales, DVD’s etc.; a nuestro Superhéroes de los deportes logrando hazañas sin igual que nos dejan boquiabiertos (Recuerdo el triple Backflip en BMX de Jed Mildon a mediados de este año), las cuales tienen un fuerte costo a nivel monetario.

Para realizar eventos, deben cubrir gastos, tomar seguros en caso de… y también lo más importante, un costo a nivel personal como por ejemplo el lesionarte y alejarte de las “pistas” por un buen tiempo, o sencillamente el destruirte…  que también es parte de lo cotidiano y parte de a lo que tenemos que hacer frente en las distintas disciplinas que practiquemos.

Es por eso que cuando vemos a nuestros Superhéroes en la pantalla están empapelados por distintas marcas, las cuales los auspician y hacen posible su sueño de vivir de lo que aman (Tu patineta, bici, moto, etc.), costeando seguros de vida y daños, médicos como kinesiólogos, terapeutas, masajistas, asistencia psicológica (de suma importancia luego de cruzar la delgada línea), también un stock de repuestos y equipo necesario para lo que practiques.

Puesto a que esto también es un trabajo digno al igual que cualquiera que vaya de terno y corbata a su oficina, esto también implica una remuneración, dado a que tienes que vivir de esto y también eres un negocio de promoción para las marcas que te auspician, esa remuneración es de lo que vives y con lo que costeas tus gastos personales.

Un caso a nivel de sponsor que es notable es el de la bebida energética Red Bull, presente en la gran mayoría de los espectáculos deportivos extremos y presente también como auspiciador de muchos deportistas.

El que dicha marca se haya posicionado de tal forma en el mercado y específicamente en la línea de los deportes extremos y sus eventos, no es algo casual dado a que la marca en sí tiene una política de mercadotecnia denominada “Campaña Nacional Red Bull Extreme” y que está concentrada en 4 ejes de estrategias básicas: 1º la elaboración de un comercial de TV que busca una identificación, 2º degustaciones para familiarizarnos con el producto (siempre en los eventos), 3º Una fiesta de la marca (Extreme Party Red Bull) en la que se presentaran a los deportistas de la marca; y 4º el sorteo de pasajes a distintos destinos para practicar tu deporte favorito en Bikeparks, bowls, centros de montaña, etc… de esta manera registrar la respuesta de los consumidores a la campaña.

En el caso chileno desde el punto de vista de las políticas del Estado, no existe una participación activa del gobierno para con el deportista extremo… recordemos que incluso deportistas de disciplinas más convencionales o tradicionales que tienen cabida en los medios de comunicación a nivel nacional no tienen una ayuda de peso por parte del Estado, por lo que necesitan de alguna forma ser “apadrinados” por grandes empresarios, o buscar un auspicio particular y externo…

Deportistas extremos

Foto: Osvaldo Díaz

En el caso chileno desde el punto de vista de las políticas del Estado, no existe una participación activa del gobierno para con el deportista extremo.

Pocos en nuestro país han podido explotar el mercado de esta forma, dado que también existe una concepción cultural errada sobre el deportista, al cual siempre se le exige el máximo a nivel público, pero no otorgándole los recursos necesarios para que este alcance un rendimiento pleno y de calidad.

El llamado “Exitismo” es algo total y completamente instalado en la sociedad chilena, que bien se ha conformado con pocos triunfos importantes y sigue reviviendo viejas victorias, pero que exige más triunfos y logros épicos sin consideración a entregar recursos para un deportista y mejorar su rendimiento, también su vida y su estabilidad para asegurar que una promesa y un sueño se hagan realidad para ver nacer a otro Superhéroe.

Más sobre Deportes Extremos

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.