Guía de: Diabetes

Glicemia: ¿dónde pinchar?

Hace ya más de 25 años que aprendí donde duele menos el pinchazo de la glicemia. Y es mejor usar sólo tres dedos de las manos para aplicarse este procedimiento.

Sabemos que la glicemia es  el nivel de glucosa que tenemos en la sangre. Y nosotros, las personas que tenemos diabetes, nos lo medimos con unas pequeñas máquinas llamadas glucómetros luego de obtener una gota de sangre, preferentemente de nuestros dedos.

He visto en no pocas fotografías en la prensa y en muchas imágenes en televisión un dedo pinchado y la gotita de sangre que sale desde la yema del dedo, desde el centro mismo. La única explicación que veo para tamaño error es que esas fotos fueron hechas por un fotógrafo que poco sabía de diabetes que le pidió a un “modelo” (que sabía menos) que se pinchara “para la foto”. O fueron hechas con personas que tienen un concepto errado de cómo se toma una glicemia.

La foto que ilustra esta nota es mía. El dedo pinchado es mi dedo… y yo tomé esa foto. Tal vez tiene mucha sangre. Las máquinas no necesitan tanto. Pero lo importante es que no la busqué en internet, ni le pedí a nadie que la “produjera”. Yo sé lo que es hacerse una glicemia porque me hago no menos de 8 al día. Saquen la cuenta cuántas llevo en más de 25 años…

Entonces, hay que tener especial cuidado con lo que se ve y se lee. Siempre es mejor consultar con un profesional (aunque algunos son precisamente los que inducen al error).

Queda claro que escribo desde la experiencia personal y mi conocimiento. Y al final, si hay dudas, siempre, pero siempre lo mejor será consultar con el médico.

Glicemia

Foto: Guioteca

Hace ya más de 25 años que aprendí que donde menos duele el pinchazo en el dedo es en la parte lateral, NO sobre la yema. Y es mejor usar sólo tres dedos de las manos: el dedo medio, el anular y el meñique. No usar los dedos “pinza” (los más utilizados para asir, como son el pulgar y el índice) y pinchar por el costado fue lo que me dijo una enfermera, lo que corroboré al poco tiempo con la práctica. Y es que si pinchan las yemas estarán afectando una de las zonas más sensibles y con más terminales nerviosos de nuestro cuerpo. ¿No se han preguntado acaso por qué las personas con discapacidad visual usan las yemas de sus dedos para leer en Braile y no la punta de su nariz?

Manos limpias, aseadas con agua corriente nada más, bien secas, un pequeño masaje para aumentar la circulación y obtener una buena gota (aunque con las máquinas actuales ya no hay que “ordeñar” el dedo), una lanceta nueva o con poco uso y ya está, estamos listos para realizar una de las pruebas más importantes en el autocontrol de nuestra diabetes.

Más sobre Diabetes

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.