Guía de: Discapacidad

Annie Clark, pequeña campeona de ortografía, pero sin manos

Esta y otras historias de niños muestran cómo a pesar de la discapacidad se puede ser autónomo e independiente.

Annie Clark es, sin duda alguna, una niña adorable, como la gran mayoría de las niñas de su edad. Pero algo la hace especial en este momento: ganó el primer lugar, obteniendo el premio Maxim Nicolás, en la 21ª edición de la Competencia Anual de Caligrafía de los Estados Unidos del 2012, en la categoría de estudiantes con discapacidad.

Tiene 7 años, estudia  en la escuela Wilson Christian Academy de Pennsylvania, y nació sin manos, por algo conocido como amputación congénita. Esto no es sinónimo de genética, por tanto, la amputación congénita no es una “enfermedad” o problemática que se herede de los padres a sus hijos.

Annie Clark
Foto: Youtube

El caso de Annie Clark es un ejemplo a seguir.

De cualquier modo, queda bastante claro que el hecho de no tener manos no significó un impedimento para escribir ¡y escribir muy bien!: usando el lápiz entre sus brazos, y sin necesidad de usar ningún tipo de prótesis, Annie demostró tener una excelente caligrafía a su corta edad (caligrafía que muchos tal vez podríamos envidiar, como algunos médicos cuando hacen recetas por ejemplo).

La categoría para estudiantes con discapacidades en la Competencia Anual de Caligrafía de los Estados Unidos se estableció recién en el año 2011, cuando el estudiante Maxim Nicolás se presentó en el evento escribiendo con su antebrazo, ya que tampoco tenía manos. Así, el galardón ahora lleva su nombre.

Pero no solo Annie sorprendió, a pesar de la discapacidad física que presenta; ella ganó en la categoría de letras, y un joven estudiante de quinto grado, Remiel Colwill, ganó en la categoría de letra cursiva. Remiel tiene discapacidad visual.

Las historias de estos niños nos muestran como a pesar de la discapacidad se puede ser autónomo e independiente. Y sin siquiera hacer uso de ayudas técnicas. Por supuesto que las ayudas son bienvenidas, pero hay también ocasiones donde por medio de personas como Annie nos sorprendemos de lo maravilloso que es nuestro cuerpo y su funcionamiento, teniendo potenciales a explorar, que aparecen solo en circunstancias que parecieran ser de gran adversidad.

Más sobre Discapacidad

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.