Guía de: Discapacidad

Manos mecánicas: De la ciencia ficción a la discapacidad

Este proyecto fue pensado para el cine, pero ya está cambiando vidas de personas en situación de discapacidad.

Las causas que llevan a una persona a presentar discapacidad física son variadas, algunas muy conocidas, como los accidentes vehiculares, y otras poco frecuentes, como las “bridas amnióticas”.

Cuando durante el periodo prenatal la placenta sufre algún daño, se pueden generar unas especies de fibras, llamadas bridas amnióticas. Estas “hilachas” pueden enredarse y comprimir partes del feto, impidiendo la correcta irrigación sanguínea, generando así deformidades, como amputaciones congénitas.

Y a pesar de que las bridas amnióticas no son algo frecuente, de todas formas llega a nosotros la posibilidad de reflexionar, a través de la historia de un niño con discapacidad que ahora posee algo especial, fruto del esfuerzo tecnológico de otros.

El año 2011, el estadounidense Iván Owen diseñó y fabricó una mano mecánica para ser presentada en una convención de Ciencia Ficción. La existencia de dicho dispositivo se hizo conocida, y un hombre de Sudáfrica, Richard Van As, se interesó en obtenerlo, ya que había perdido cuatro dedos de la mano derecha. Se contactó entonces con Iván Owen, y entre ambos fueron ideando la forma de transformar la mano robótica en algo funcional y no sólo para películas. Todo el proceso de colaboración entre ambos, que en un inicio se dio por Internet, fue publicado en un blog, incluyendo los planos para “imprimir” la mano mecánica en impresoras 3D. El diseño de la prótesis se hizo principalmente con “OpenSCAD”, un software de modelado 3D.

Pasado un tiempo de la publicación, y cuando por fin estos hombres se reunirían en persona, Richard recibió un correo electrónico, de parte de la madre de un niño llamado Liam, de cinco años, sudafricano, el cual nació sin los dedos de sus manos, a causa de bridas amnióticas.

Así que decidieron que el tiempo que Iván estaría en Sudáfrica sería para construir una mano robótica para Liam. Tenían tres días y medio para lograrlo… y así sucedió. Sin embargo el prototipo requería ajustes, por lo que recientemente Liam recibió la versión final de su prótesis, y ahora posee una mano funcional.

En este video se ve parte del proceso:

Y en éste, se ve la mano mecánica en su versión final:

Finalmente, esto nos demuestra que a partir de unir nuestros conocimientos en beneficio de otros, para lograr resultados tan espectaculares, es posible, sin la necesidad de poseer millones de pesos. Espero que éste tipo de realidades lleguen a muchas personas que así lo requieren.

Más sobre Discapacidad

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.