Guía de: Educación Para Niños

Rabietas de los niños: 5 cosas que no debemos hacer

Los que somos padres, sabemos que uno de los momentos más difíciles de enfrentar son las pataletas de los niños, sobre todo si ocurren en un lugar público, como el mall o el supermercado.

Cuando se producen las rabietas de los niños, son momentos en que nos desesperamos porque queremos pararlo y no nos resulta, o porque sentimos que estamos dando un verdadero espectáculo.

Lo peor que puede pasar durante la rabieta infantil es que nos altere o que logre descontrolarnos, ya que una rabieta en los niños es una reacción que tiene explicación pero una mala reacción de los padres  es algo que no la tiene.

Rabietas

Imagen: Alfredo Cáceres

Lo peor que puede pasar durante la rabieta infantil es que nos altere o que logre descontrolarnos.

Debemos tener en cuenta que los niños protestan cuando no pueden hacer su voluntad o  porque quieren llamar tu atención y esto lo pueden hacer de varias maneras: desde una insistencia débil hasta la clásica “rabieta”.

¿Qué debemos evitar en estas situaciones?

1-  Nunca debemos castigar verbal o físicamente al niño ya que con esto el niño sentirá que justificadamente puede aumentar los gritos y la violencia de su rabieta.  Además te estarás involucrando en su berrinche y lo único que consigues es que el niño sepa que tiene tu atención.

2- No debemos escoger el momento en que está de mal humor para tratar de razonar con ellos, ya que nuestro éxito será nulo.

3- No debes ceder a sus deseos mientras esté enojado, ya que con esto le estás trasmitiendo que con esta actitud te puede manipular y conseguir lo que quiere.

4- Si sabes que hay situaciones que lo ponen de mal humor, no lo expongas a ellas, ya que con esta rabieta tu hijo te está diciendo que eso le molesta.

5- Evita amenazar con consecuencias a tus hijos por ejemplo: “si sigues gritando te quedarás sin postre”,  ya que muchas veces los niños prueban a los adultos para ver si cumplen con sus amenazas sin generar un aprendizaje.

Por último, te recomiendo que tengas mucha, pero mucha paciencia ya que a todos los padres les ha tocado vivir situaciones similares y es en ese momento donde tú puedes marcar la diferencia. Recuerda siempre el dicho ¡el que se enoja, pierde!

Más sobre Educación para Niños

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.