Guía de: Educación Secundaria

Sergio Arzola: un célebre educador chileno contemporáneo

El investigador de reconocimiento nacional e internacional ha logrado alto prestigio por su valioso aporte y pasión por el desarrollo de las ciencias de la educación.

Corría el año 1959 cuando Sergio Arzola llegó en tren a Santiago desde San Carlos, provincia de Ñuble. Vestía un poncho de lana y llevaba un canasto de mimbre con provisiones. Al ver a un carabinero, se acercó a preguntarle dónde debía ir para inscribirse en Medicina. El carabinero poco sabía al respecto, pero le dijo que siguiera derecho por la Alameda porque un poco más allá encontraría una universidad donde podría preguntar. Llegó a la Universidad Católica. El sacerdote que lo atendió le dijo que lamentablemente, las matrículas para medicina ya habían caducado, pero que todavía podía inscribirse en pedagogía en filosofía o inglés. Como en su época se estudiaban otros idiomas como el griego, inglés no era su fuerte y optó por pedagogía en filosofía.

Sergio Arzola
Foto: Youtube
Se caracterizó por ser persuasivo, crítico y carismático. Una vez que terminó de estudiar pedagogía en filosofía, comienza a dictar charlas donde siempre resaltaba su perfil social. En 1968 trabajó junto a Paulo Freire, alfabetizando a campesinos en el sur de Chile. Esta experiencia lo marcó fuertemente en su formación profesional y lo lleva a comprender la educación como una herramienta para que las personas desarrollen al máximo su potencial humano y a que sean felices. Es un convencido de que el profesor es capaz efectivamente de influir en el otro por una vía que es el cariño, el amor, para lograr que el alumno piense por sí mismo: “Es darle voz a aquel que no la tiene para que pueda hablar.”

Arzola se ha preocupado por desarrollar un pensamiento educativo propio: “Mi vida ha sido una búsqueda permanente sobre mi propia mirada en educación”. Desea que todos los que buscan ser profesores, piensen y sientan que tienen que ser los mejores profesores, porque la mediocridad no puede estar presente en educación: “Nadie puede ser mediocre en educación porque estoy interviniendo en la vida de otros, soy responsable del otro y, si yo soy mediocre, puedo hacer mucho daño a las personas”.

Entre tantas otras cosas, el profesor Arzola es el único educador sudamericano que ha tomado exámenes de doctorado a estudiantes de prestigiosas universidades francesas y belgas. Dirigió por primera vez en Chile el congreso mundial de Ciencias de la Educación organizado por la Asociación Mundial de Ciencias de la Educación (AMCE). Fue el primer sudamericano en ejercer el cargo de vicepresidente de la AMCE.

“Si la medicina aleja la muerte del hombre, la educación acerca la vida al hombre”. Arzola afirma que no hay que tener miedo a ser profesor, pero es necesario dimensionar el poder que como profesores tenemos entre las manos. Asegura que es un camino difícil, pero las satisfacciones que se obtienen ahí dentro, son objeto de pasión.

Links:

Más sobre Educación Secundaria

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.