Guía de: Emprendimiento

Financimiento para emprendedores: 3 mecanismos clave

Analizamos tres sistemas de “capitales semilla” que van acordes al tipo de negocio que se quiera iniciar.

A propósito de la una pasada Guía donde se analizaba aspectos sobre el financiamiento al emprendimiento y las barreras que aun existen relacionadas con la disponibilidad de recursos financieros para iniciar un negocio, conocidos como “capitales semillas”, es que ahora vamos a analizar algunas opciones reales de financiamiento que pueden ser útiles para diferentes tipos de emprendimientos.  Al contrario de la frase anglosajona “one-size fits all” (una talla para todos) el tipo de financiamiento inicial dependerá del tipo de negocio que se quiera iniciar. En esta ocasión analizaremos tres fondos de origen público (del Estado) aunque es interesante ver cómo la gestión privada comienza a interactuar de forma virtuosa en algunos de estos mecanismos:

  1. Financimiento Emprendedores
    Imagen: Aetos
    Capitales Semilla de SERCOTEC: El Servicio de Cooperación Técnica, SERCOTEC, es una Corporación de Derecho Privado, dependiente del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo. SERCOTEC se enfoca principalmente a fomento de la micro-empresa con programas específicos como Capital Semilla Emprendimiento.  Este año se inició un programa especial para mujeres micro-empresarias llamado Capital Abeja.  Si tomamos en cuenta que, según datos del SII, cerca del 65% de las empresas formales son consideradas micro-empresas, SERCOTEC tiene mucho que ofrecer para estos emprendedores y emprendedoras de sectores más tradicionales.
  2. Capital Semilla de CORFO que en la propia definición del programa “apoya actividades conducentes a la creación, puesta en marcha y/o despegue de una idea de negocio, tales como: prospección comercial, pruebas de conceptos en el mercado, empaquetamiento comercial, desarrollo de proveedores, validación comercial, actividades de difusión comercial, desarrollo de prototipos, constitución de la empresa, entre otras”. El cambio interesante en este financiamiento antiguamente conocido como Línea 1 (L1) es que ahora opera a través de  entidades patrocinadoras como lo son las incubadoras de empresas. De hecho recientemente los montos de estos recursos son traspasados íntegramente a los patrocinadores calificados para que ellos mimos sean los que evalúen y gestionen a que proyectos se destinan  dichos capitales. Obviamente esto agiliza de forma notoria tanto los trámites así como los tiempos de ejecución. Bajo la óptica de “los emprendedores no pueden esperar” es más eficiente que entidades mucho más cercanas al día-día del emprendedor sean quienes ayuden a la formación de estas nuevas empresas. Por ejemplo,  UDD Ventures comenzará a operar bajo esta modalidad.
  3. StartUp Chile: El ya muy comentado e internacionalmente famoso programa StartUp Chile ha incorporado a emprendedores nacionales dentro de los potenciales postulantes. Con una ayuda tope de $20.000.000 (pesos chilenos) por proyecto, la iniciativa beneficiada deberá aportar con un 10% de los gastos. Este subsidio funciona bajo un sistema de reembolsos. Nada mal para iniciar un proyecto innovador que pueda competir a escala mundial.

Obviamente hay muchos más fondos y ayudas públicas que posteriormente podremos ir analizando.  También esta resultando interesante el rol de los privados con proyectos y programas destinados al apoyo emprendedor, de lo cual hablaremos en próximas Guías.

Más sobre Emprendimiento

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.