Juegos de salón y mesa para niños, una gran ayuda

Los juegos de salón son una alternativa y oportunidad para aprender y divertirse. Es un espacio que permite disponer de diversas herramientas para desarrollar habilidades, tanto a nivel de cálculo, lógica, lenguaje y toma de decisiones.

La mezcla de diversión y aprendizaje casi ni la perciben los niños, pero lo cierto es que se han convertido en una poderosa herramienta de aprendizaje, incluso para el trabajo de terapeutas.

Se trata de juegos que permiten contar, secuenciar, idear estrategias…

El mercado ofrece una larguísima lista de posibilidades. Algunos de los más conocidos y populares entre los niños, por ejemplo, son:

Dominó: Divertido y sencillo juego, ideal tanto para mayores como para pequeños. Sólo necesitas un juego de fichas de dominó. Ganará el primero en utilizar todas sus fichas.

Juegos salón

Foto: El Mercurio

La Gran Capital es similar al Monopoly.

Monopoly: Es el juego de comprar, alquilar o vender propiedades, para obtener grandes beneficios, de forma que uno de los jugadores llegue a ser el más rico y, por consiguiente, el ganador.

Ojo de Lince: Juego apto para niños a partir de los 5 años, el más rápido en encontrar la figura en el tablero es el ganador.

Ludo: También llamado Parkase, es una variación simplificada para niños del juego tradicional indio pachisi hecha en Inglaterra en 1896. Ludo significa “yo juego” en latín. Es muy similar a la adaptación occidental llamada parchís.

Memorice: O parejas, consiste en encontrar parejas de fichas. Existe la posibilidad de jugarlo en el mismo computador.

Damas : Juego muy extendido por todo el planeta. La partida se desarrolla sobre el mismo tablero que el del ajedrez pero con fichas redondas blancas y negras llamadas peones.

Bingo o Lotería: Si no tienen uno en casa, en este sitio lo puedes jugar entretenidamente en el computador. Este sitio te permite incluso imprimir cartones.

Toboganes y escaleras: El ganador del juego es aquel que consigue llegar el primero a la casilla número 100 de un tablero de 10 x 10. La partida se desarrolla por turnos en los que se tira un solo dado, debiéndose avanzar tantos espacios como puntos se obtengan en la tirada. Cuando se cae en una casilla donde está pintado el comienzo de una escalera, se toma el atajo que permite subir rápidamente a zonas más cercanas a la meta. Sin embargo, cuando se pisa la cola de una de las muchas serpientes dibujadas, se desciende hasta la cabeza de la misma.

Juegos de cartas: Jugar a los tríos y a formar escalas puede ser una alternativa. Otra, es praticar el juego de cartas Uno, donde tienes que colocar sobre la carta del centro una carta del mismo color o con el mismo número. Las cartas especiales te permiten cambiar de color, obligar al siguiente jugador a robar cartas etc. Gana el primero que se quede sin cartas.

Aquellos juegos de salón enfocados a los niños, tienen la ventaja que sus usuarios están viviendo sus primeras experiencias por lo que el mundo que les rodea, les causa curiosidad.

Lo ideal es jugar juegos de salón en familia, junto a los niños. Es una experiencia que muchos especialistas incluso lo hayan saludable en tanto es una instancia donde se practican habilidades, valores, destrezas, principios, lógica y muchos elementos esenciales para el desempeño en la vida diaria.

Una de las enseñanzas más valiosas, es que los niños aprenden a dominar la frustración al fracaso: Aprenden que a veces se gana y, otras, se pierde.

Debemos demostrarles que lo mejor es el buen rato que hemos pasado jugando juntos.

Especialistas advierten que es fundamental hacerles entender que equivocarse o perder, son oportunidades que se presentan para mejorar y aprender.

A medida que vaya aprendiendo a llevar bien la situación, es bueno decirle que estamos orgullosos de su nueva manera de ver las cosas, nuestro elogio será su mejor premio.

Más sobre Entretención para niños

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.