Magia para niños: ¡Abracadabra!

Palabras mágicas, disfraces divertidos y trucos sorprendentes pueden convertir a los niños en fantásticos magos. Recibirán muchos aplausos y desarrollarán habilidades.

El conejo extraído del sombrero, la bella chica partida en dos, la paloma que aparece dentro de un pañuelo, la guirnalda sin fin que sale de la boca, esa carta que uno tiene en la mente…son momentos que la magia nos otorga y que siempre nos sorprenden. “Cuál es el truco”, nos preguntamos.

La magia ha acompañado al ser humano desde la antigüedad y con la saga de Harry Potter,  invadió la mente y el corazón de muchos niños y jóvenes en todo el planeta.

Magia niños

Foto: El Mercurio

La magia para niños abre puertas a mundos de ilusión y sorpresas.

La magia para niños abre puertas a mundos de ilusión y sorpresas permitiendo a los niños:

  • Desarrollar el pensamiento, imaginación y creatividad.
  • Ejercitar la memoria.
  • Potenciar la expresión oral.
  • Incrementar habilidades motoras.
  • Incluir conceptos de arte y teatro.
  • Socializar con niños y adultos.
  • ¡Divertirse!

Un buen panorama es asistir a espectáculos de magia (suelen haber en espacios públicos y eventos culturales), así como aprender trucos simples en casa. Es más, se puede preparar con los niños un show que se presente a la familia o amigos. Hay que ensayar y  preparar el  vestuario y las palabras mágicas, ¿por qué no inventarlas?

También se pueden construir varitas o bolsas mágicas con elementos sencillos (cartulina, varitas, retazos de género, mostacillas). Aquí va un método para construir la varita mágica, elemento fundamental de todo mago:

  • Cortar un trozo de cartón negro de unos 30 cm de largo por 10 centímetros de ancho.
  • Enrollarlo sobre dos lápices colocados uno seguido del otro y pegar los bordes, obteniendo un tubo.
  • Cuando el pegamento esté seco, quitar los lápices.
  • Cortar dos tiras de papel blanco de unos 2 centímetros de ancho por 8 centímetros de largo.
  • Pegar ambas tiras en los extremos de la varita y listo.

Ya está todo listo. Siempre es importante poner música de fondo y contar con un ayudante siempre viene bien. Le da estilo al espectáculo. Aquí les presentamos un truco de magia que los niños pueden hacer.

Botellas de colores:

  • Se pinta el interior de tapas de botellas con témperas de distintos colores (amarillo, verde, rojo y azul).
  • Luego se les dice a los niños que el agua de las botellas se pondrá del color que ellos digan como por “arte de magia”.
  • Los niños elegirán un color, se toma la botella que tenga la tapa con témpera del color seleccionado y ¡magia, agua de colores!

A partir de los seis años, los niños empiezan a cuestionarse cómo funciona la magia y son capaces de inventar sus propios trucos. Pueden usar naipes, pañuelos, bolitas, entre otros materiales. No importa que el truco no sea perfecto, la clave es jugar y divertirse de manera creativa.

Les recomendamos algunos sitios donde se pueden aprender trucos fáciles y entretenidos:

Más sobre Entretención para niños

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.