Guía de: Esoterismo

El milagro de Fray Galvao: Pastillas que curan

Cuando se tiene un ser querido enfermo se buscan todas las alternativas para sanarlo. Para algunos recurrir a rituales, terapias alternativas o santos es habitual y puede ser una solución.

Hace un año escribí sobre los Monjes del Brasil Tupyara y sus poderes sanadores, al ver los cientos de comentarios  y peticiones de quienes necesitaban recurrir a ellos por algún familiar enfermo, me hizo recordar que también en Brasil son miles las personas que se ponen en las manos de Fray Galvao y sus supuestas milagrosas pastillas que recorren el mundo.

Fray Galvao

El fraile fue Beatificado por Juan Pablo II y posteriormente Canonizado por Benedicto XVI en el año 2007. A él se la atribuyen sólo dos milagros “confirmados” por el Vaticano, no obstante fueron miles los relatos presentados corroborando los poderes sanadores del Fraile y sus píldoras.

Las píldoras

Se dice que eran muchas las personas que acudían a él para ser sanados y que un día bajo inspiración divina escribió en latín en un papel: ”post partum Virgo Inviolata permansisti: Dei Genitrix intercede ori nobis:” que significa “Después del parto, Virgen Inviolada, te quedaste intacta: Madre de Dios, intercede por nosotros”, luego enrolló el papel como una pastilla y se lo entregó a una joven que estaba muriendo por colicos renales para que la tomara a modo de píldora y los dolores cesaron inmediatamente. Lo mismo ocurrió con un hombre que pidió por su esposa y desde aquel momento su fama sanadora aumentó.

Desde entonces se calcula que son miles las personas que llegan al Monasterio de la Luz en Brasil a solicitar las píldoras que son fabricadas y entregadas gratuítamente por las monjas del lugar.

Lo anterior también ha causado controversía en Brasil, dividiendo a creyentes y no creyentes, lo que llevó también a la prohibición, por parte de los incrédulos, de continuar con la fabricación de las píldoras milagrosas por “sacar a las hermanas de su estado de meditación”.

Finalmente el pueblo enfureció con la medida y se llegó a un acuerdo permitiendo que las monjas entregaran la receta para que cada uno pudiera fabricarlas en casa.

En la actualidad el Monasterio sigue haciendo la entrega más moderada de las píldoras y muchos fieles continúan avalando el milagro de éstas.

¿Fe? todo es fe dicen las propias hermanas del Monasterio de la Luz.

Fuentes:

Monasterio de la Luz

Diario el País

Milagro acreditado

Más sobre Esoterismo

ComentariosDeja tu comentario ↓