Guía de: Esoterismo

Supuesta estigmatizada anuncia “el fin” el 21-12-2012

Una mexicana estigmatizada dice tener una revelación sobre lo que ocurrirá el próximo 21 de diciembre, mensaje que, asegura, le habría sido transmitido en una aparición de la Virgen.

A menos de un mes del supuesto y anunciado fin del mundo “como lo conocemos” y los supuestos tres días de oscuridad, se dio a conocer el mensaje de una mujer mexicana que supuestamente recibió estigmas en el año 2003. Su nombre es Elizabeth Sánchez, ella afirma haber recibido un mensaje de la Virgen, quien le habría indicado cómo se darán los hechos este fin de año.

Estigmatizada
Foto: Agencias
La estigmatizada cuenta que la Virgen le reveló que habrá un cambio inminente en nuestro planeta y que sólo el día 12 de diciembre (12-12-12) revelará la información. Lo que sí adelanta es que dicho mensaje tiene elementos tanto buenos como malos.

En la declaración, llamativa por lo curiosas de sus teorías, la mujer menciona que se “aparecerán naves espaciales, que se verá “al Cristo en la tierra” y la muerte de los pecadores” y manifiesta que el día 12 habrá “evidencia” sobre el regreso de Jesús a la tierra. Menciona también, que cerca del día 21 y durante toda esa semana habrá un oscurecimiento de la tierra producto de la llegada de “supuestas” naves al planeta.

En el programa “mañaneros” de La Red hablan también de un Médico y Chaman llamado Oscoy que relata cómo se están preparando los trabajadores de la luz” y hace un llamado a no tener temor a los cambios y a estar preparados a los acontecimientos en la base del amor.

Hasta el momento no tenemos información mayor sobre los hechos. Sin embargo habrá que esperar  al día 12 de diciembre si efectivamente la estigmatizada entrega la supuesta “revelación de la Virgen”, pero cabe señalar que ante todo se menciona el no tener temor por los acontecimientos y que el amor debe reinar por sobre todas las personas vibrando en este sentimiento.

Más sobre Esoterismo

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.