Guía de: Espiritualidad

Cómo identificar sectas y falsos maestros: Tres aspectos importantes

En nuestro proceso de búsqueda interior, es importante prestar atención a tres aspectos importantes para identificar a personas y estructuras que no van de la mano con nuestro adecuado desarrollo interior.

En esta oportunidad, y en el contexto de acontecimientos recientes, no puedo dejar de expresar mi opinión frente a un tema contingente y que es de relevancia nacional en estos días. Cuando nos vemos enfrentados a noticias escalofriantes como la del líder de una agrupación denominada “espiritual” que ha cometido acciones abominables hacia personas y seres inocentes, el concepto de espiritualidad se tiende a desvirtuar y malinterpretar por unos instantes a nivel colectivo. Por lo mismo, me permito dar a conocer tres aspectos importantes relacionados con ello:

1) El concepto de lo espiritual:

Sectas falsos maestros

Foto: Internet

Desde mi experiencia personal, y como lo he explicado en mi primer artículo denominado Qué significa ser espiritual?, una visión integral de la espiritualidad trasciende los aspectos esotéricos y divisorios. En este sentido, mi opción personal es la búsqueda del crecimiento interior sin muchos adornos ni externalidades, y con un enfoque basado en el aprendizaje a través de experiencias simples, transversales y cotidianas más que en la adopción de nuevos sistemas de creencias o valores internos.

2) El Maestro es uno mismo.

En todos estos años he aprendido que no hay líderes espirituales a quienes seguir ciegamente; el maestro es y será, finalmente, uno mismo y, a medida que vamos caminando queriendo ser mejores personas, vamos encontrando espejos en diversas personas y situaciones que nos van brindando –en la medida que queramos- valiosas lecciones de aprendizaje.

Cuando nos encontramos con figuras autoritarias que conforman una red de personas unidas por una verdad espiritual nueva, única e irrefutable, alejándose de la gentileza, la apertura y las acciones buenas y generosas, es necesario tener un debido y extremo cuidado.

Es frecuente encontrarse en estos días con personas autodenominadas “maestros espirituales”, quienes más que contar con un nivel elevado de conciencia y de un liderazgo orientado hacia la acción social, son seres humanos con alto poder de convencimiento y con un sinfín de intereses que se alejan diametralmente de las buenas intenciones, incluyendo entre sus acciones el tomar ventaja de la vulnerabilidad emocional de muchas personas, con fines de manipulación física, mental y social. Si bien como sociedad pudiésemos decir que, en mayor o menor medida, nos vemos  influenciados por el sistema a distintas escalas, es muy importante detenernos un momento cuando, en este caso, se trata de personas específicas que intentan alejarnos de nuestro espacio de libertad y autonomía interior para sumirnos en idolatrías, culpabilidades y en una supuesta experiencia espiritual que carece de todo sentido.

3). Volver a nuestras bases.

En nuestro proceso de búsqueda interior, es totalmente natural sentirnos, en varios momentos, vulnerables y necesitar por lo mismo una mano cariñosa que nos apoye y nos contenga. En este escenario podemos recurrir a libros de autoayuda, formar parte de organizaciones afines debidamente conocidas y enfocarnos con firmeza en nuestro crecimiento personal como eje principal. Ahora bien, más allá de las formas, nuestra libertad interior radica en volver a nuestras propias bases como sustento de integridad personal: Volcarnos hacia nuestra familia, nuestros amigos, cultivar los afectos, dejar atrás el egoísmo y salir de nuestros dramas cultivando la capacidad de dar desde la generosidad interior por sobre la material, son algunos de los aspectos que nos han de brindar una vida con mayores matices y libertad verdadera.

Nuestra mente actúa muchas veces como una celda que nos impide avanzar hacia experiencias más libres y fructíferas; por lo mismo, hay que saber buscar la llave correcta, y esa llave, siempre la tenemos nosotros mismos.

Más sobre Espiritualidad

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.