Guía de: Espiritualidad

La importancia de la pasión en nuestro día a día

En un mundo cada vez más individualista, veloz y competitivo, necesitamos encontrar nuestro combustible más duradero, que nos permita vivir con mayor perspectiva y entusiasmo.

Si yo no viviese con pasión ni propósito, mi vida sería un verdadero caos. En un mundo cada vez más individualista, veloz y competitivo, necesitamos encontrar el momento para tomar conciencia de que, más allá de todo lo rutinario, existe un lugar y una esencia que es nuestro combustible más duradero; aquel que nos permita dar cada paso con una energía especial, y vivir nuestro día a día con mayor perspectiva y entusiasmo.

Yo solía caminar sin mucho rumbo por la vida. Sentía que era muy complejo sumergirme en mi interior, ya que no me entendía ni me conocía lo suficiente, y por lo tanto ocupaba mi tiempo en hacer y hacer, de modo de no pensar en otras cosas ni entrar en estados de confusión o desenfoque. Si bien es cierto que, por un lado, logré forjar en mí un nivel de disciplina y fuerza personal que atesoro y mantengo hasta hoy, necesitaba complementar mis acciones con una energía mucho más suave y amorosa.

Importancia pasion

Foto: Agencias

Fue en un momento en el cual toqué fondo y me di cuenta de que estaba desatendiendo un tremendo vacío interno, que logré comprender la importancia de la pasión como propulsora de más y mejores formas de vida.

Lo que mueve al mundo

La pasión mueve al mundo y eso es innegable. Es fácil distinguir a alguien que realmente vibra con su vida e imprime un entusiasmo especial a sus palabras, acciones y al modo de relacionarse con el resto. Tener pasión y propósito debiese ser nuestro principal objetivo para desenvolvernos en este mundo, y aunque pueda parecer tremendamente difícil mantener un estado de contemplación y positivismo frente a tantas realidades paralelas y situaciones que nos rodean, siempre está la invitación a volver a nuestra verdadera casa. En este sentido, los siguientes aspectos han sido esenciales en mi proceso personal de la integración de la pasión en mi día a día:

1)    Internalizar la gratitud: Estamos vivos, somos autosuficientes e independientes en muchos aspectos y estamos en mejor pie que muchas otras personas. Como primera aproximación, son hechos que nos hacen volver a nuestra situación actual y sentirnos agradecidos de lo que ya somos y tenemos. Por ello, al poner las cosas en perspectiva, son más los atributos buenos y razones por las cuales estar tranquilos y agradecidos al final del día. Mi artículo sobre la gratitud explica con más detalle cómo lograr ese estado a voluntad y sin esfuerzo.

2)    La importancia de la alegría: Simplemente, sonreír y reírnos con frecuencia activa potentes neuroquímicos en nuestro cerebro, liberando el estrés y brindándonos una sensación de mayor liviandad y genuina felicidad, en muchos momentos. Esto también lo explico en mi artículo acerca de la felicidad y cómo poder acceder a ella.

3)    El camino es lo que importa: Definir con claridad qué es lo que somos y qué deseamos en última instancia para nosotros -elevándonos por sobre metas basadas en lo que otros esperan acorde a nuestra situación- nos lleva a un estado de mayor profundidad que nos puede llevar, entre otras, a valorar más cada instante y darnos cuenta de lo realmente importante. Una vez descubierto esto, el resto de los distractores cae y se va afirmando la esencia dentro de nosotros.

Todo lo anteriormente dicho es, sin duda, una primera aproximación de una experiencia que cada uno debiese vivir individualmente. La pasión, por tanto, no se trata de hacer ni de lograr en la dimensión material, sino más bien del ser y acceder a un estado que es parte intrínseca y permanente en nosotros. Podemos estar lavando platos o dirigiendo un grupo importante de personas y tener la misma sensación, energía y entrega. Eso es lo que yo llamo “acción inspirada”, y la decisión de integrarla a nuestra vida está, en cada momento, en nuestras manos.

Más sobre Espiritualidad

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.