Las valiosas lecciones que nos dejan los eventos solidarios

Las obras solidarias dejan una poderosa invitación a reflexionar sobre nosotros mismos y permiten importantes lecciones que, si lo deseamos, pueden integrarse naturalmente en nuestro día a día.

Guía de: Espiritualidad

Como cada inicio del mes de diciembre, y como un sello característico de estas fechas, se desarrollan, en forma simultánea en varios países de habla hispana, diversos eventos solidarios agrupados bajo el nombre de Teletón,  cuyo objetivo principal es recaudar fondos solidarios para ir en ayuda de niños y jóvenes con discapacidad física, por medio de una rehabilitación integral que favorezca su autovalencia y les permita una adecuada inclusión en la sociedad.

Con el paso del tiempo, la Teletón se ha convertido, sin duda, en todo un símbolo de tradición en cada uno de los lugares en donde se desarrolla. A lo largo de extensas jornadas de transmisión televisiva vamos conociendo distintas historias de personas cuyas realidades de vida logran calar profundo en nuestras emociones y nos motivan a salir de nosotros mismos, movilizando e integrando no solo esfuerzos y recursos materiales, sino también el reforzamiento de importantes valores que van dando un mayor sentido de unidad, solidaridad y alegría entre las distintas personas y naciones, conformándose así en un solo gran corazón.

teleton-solidaridad

Foto: Jorge Sepúlveda

Don Francisco junto al cantante colombiano Juanes durante uno de los momentos de la gran jornada de solidaridad que es la Teletón.

Ahora bien, una vez que pasan los días y las emociones van decantando, es momento de volver a nuestra situación actual y pensar qué es lo que nos deja, para la vida cotidiana, este cúmulo de emociones vividas. En este sentido, la esencia de la Teletón nos brinda, en cada una de sus jornadas, una poderosa invitación a reflexionar sobre nosotros mismos y nos deja importantes lecciones que, si lo deseamos, pueden integrarse naturalmente en nuestro día a día, algunas de las cuales, en base a mi experiencia personal, me permito compartir a continuación:

  • Reconocer nuestras propias discapacidades: Todos los seres humanos tenemos, en mayor o menor medida, distintos grados y pensamientos de discapacidad en nuestra mente, los cuales nos suelen hacer sentir limitados y poco empoderados de nuestras reales fortalezas y capacidades. Testimonios de personas que han logrado salir adelante a pesar de múltiples dificultades son un gran reflejo para agradecer por todo lo bueno que ya tenemos y fortalecer así nuestra solidez interna.
  • La verdadera generosidad: En instancias de gran dimensión humana como lo es la Teletón sale a relucir lo mejor de nosotros mismos. Ahora bien ¿qué pasa cuando las luces y la energía colectiva ya no están presentes? ¿Somos igualmente generosos en instancias anónimas y en nuestro diario vivir? En este punto, siempre es bienvenido un ejercicio personal de honestidad respecto a nuestras principales acciones y motivaciones cotidianas, especialmente si nuestra capacidad de dar es una constante en nuestra vida o está condicionada al esperar siempre cosas a cambio.

  • Unidad y respeto por las diferencias: Es necesario observar o vivir situaciones profundamente emotivas para comprender la necesidad de unirnos y respetarnos los unos a los otros? Como seres humanos, la experiencia nos va diciendo que sí. Independiente de ello, siempre tenemos la opción de dar un paso más allá y sentir que, en última instancia, todos somos iguales e igualmente frágiles frente a la adversidad. Mantener respeto por las diferencias pensando, sobre todo, que aquello que le sucede al otro me puede pasar eventualmente a mi, constituye ciertamente una instancia de recogimiento y de madurez personal.

Reflexiones en torno a este tema pueden replicarse y surgir tantas otras. Dentro de cada una de ellas se encierra una oportunidad de conexión con nuestro interior de manera sencilla y tomando nuestra propia vida en el contexto de un todo colectivo. Cuan comprometidos queramos realmente ser, tanto con nosotros mismos como con nuestro mundo alrededor es algo que, como siempre, estará en nuestras propias manos.

Más sobre Espiritualidad

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.