Exoplanetas: La Tierra no está tan lejos

Astrónomos que estudiaron información del telescopio Kepler, creen que encontraremos planetas como la Tierra a solo 13 años Luz de distancia.

Un equipo de Astrónomos del Centro Harvard-Smithsonian para Astrofísica (CfA) en los Estados Unidos, ha descubierto, tras estudiar la información disponible adquirida por el más exitoso buscador de exoplanetas, el telescopio espacial Kepler, desarrollado por  la NASA, que el 6% de las estrellas “enanas rojas” presentan candidatos a exoplanetas habitables del tamaño de la Tierra. Considerando que las estrellas enanas rojas son las más comunes en nuestra galaxia, el planeta más cercano de tipo terrestre podría estar a tan sólo 13 años luz de distancia, aseguran.

Telescopio espacial kepler

NASA

Telescopio espacial kepler.

El astrónomo de Harvard y autor principal de esta investigación, Courtney Dressing, señaló que, “pensamos que teníamos que buscar grandes distancias para encontrar un planeta parecido a la Tierra. Ahora nos damos cuenta de que otra Tierra podría estar en nuestro propio patio trasero, a la espera de ser descubierta”. Sus declaraciones se dieron el marco de la presentación de sus conclusiones en una rueda de prensa en el CfA.

Ventajas de estrellas pequeñas y frías

Las estrellas enanas rojas son más pequeñas, más frías y más tenues que nuestro Sol, y no son visibles a simple vista desde la Tierra.

A pesar de su baja luminosidad, este tipo de estrellas son muy buenos objetivos de búsqueda, para verificar la potencial existencia de planetas similares a la Tierra. Lo anterior,  porque en este tipo de estrellas la señal de un planeta en tránsito es mayor, a la vez que presentan una zona de habitabilidad más estrecha.

Un número considerable de candidatos

Los investigadores han identificado 95 candidatos a exoplanetas en órbita a estrellas enanas rojas, aquello implica que, al menos el 60% de esas estrellas tienen planetas más pequeños que Neptuno.

Exoplaneta

David A. Aguilar (CfA)

Esta concepción artística muestra un hipotético planeta habitable con dos lunas orbitando una estrella enana roja.

La mayoría de los candidatos planetarios, no presentan un tamaño o temperatura adecuada para ser considerados realmente planetas semejantes a la Tierra, sin embargo, se presume que tres candidatos si poseen una temperatura y tamaño semejante al terrestre. Los investigadores, creen que a lo menos un 6% de todas las estrellas enanas rojas debe tener un planeta similar a la Tierra.

Los tres candidatos a exoplanetas ubicados en la zona habitable identificados en este estudio y descubiertos gracias al telescopio Kepler fueron denominados: (KOI) 1422.02, del 90 por ciento del tamaño de la Tierra en una órbita de 20 días; KOI 2626,01, de un tamaño 1,4 veces el de la Tierra en una órbita de 38 días, y KOI 854,01, de 1,7 veces el tamaño de la Tierra en una órbita de 56 días.

Particularmente estos mundos se encuentran a una distancia de entre 300 y 600 años luz, en órbita alrededor de estrellas con temperaturas de entre 3148,8 y 3260 grados centígrados.

Exoplaneta

David A. Aguilar (CfA)

Cuando es joven, una estrella enana roja a menudo estalla en llamaradas de rayos ultravioletas fuertes como se muestra en la concepción artística.

“Ahora sabemos cual es la tasa de ocurrencia de planetas habitables alrededor de las estrellas más comunes en nuestra galaxia… Eso implica que será mucho más fácil la búsqueda de vida más allá del Sistema Solar de lo que se pensaba”, dijo el co-autor del trabajo, David Charbonneau, también integrante del CfA.

Charbonneau también aseguró que nuestro Sol está rodeado por un enjambre de estrellas enanas rojas, de hecho, el 75% de las estrellas más cercanas son enanas rojas, pero también hizo hincapié en la actual dificultad de localizar mundos como la Tierra, en virtud de requerimiento de telescopios muy sofisticados, dedicados a la observación de espacios pequeños o en su defecto a la existencia de una gran red de telescopios terrestres. En los próximos años, instrumentos como el Telescopio Gigante Magallanes y telescopio espacial James Webb, podrían decirnos si los exoplanetas tienen realmente un ambiente calido e incluso definir aún más su química.

Posibilidad de vida antigua y evolucionada

Si bien debemos aclarar que hablamos de mundos muy diferentes en muchos aspectos a la Tierra, los científicos se han planteado la posibilidad de que estos presenten un ambiente razonablemente grueso o un océano profundo que podría transportar el calor alrededor del planeta con una atmósfera que podría proteger la vida en la superficie.

Los investigadores también plantearon que las estrellas enanas rojas viven mucho más que estrellas como el Sol, y en consecuencia, la vida en este tipo de exoplanetas podría ser mucho más antigua y evolucionada que en la Tierra. “Podríamos encontrar un planeta de hace 10.000 millones de años”, especuló Charbonneau.

Estos resultados serán publicados en el Astrophysical Journal (versión en pdf del documento). Los científicos del CfA, organizados en seis divisiones de investigación, estudian el origen, evolución y destino final del Universo.

Más sobre Exploración Espacial

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.