Luna: Europeos quieren “imprimir” una base

Probarán la viabilidad de construir una base en la Luna, utilizando un sistema de impresión en 3D y materiales disponibles en el satélite natural terrestre.

Actualmente la evolución constante de la tecnología detrás de la impresión 3D, esta gestando una verdadera revolución en el desarrollo de diversas estructuras y sus posibilidades son aun insospechadas. Por ello, no es de extrañar que los científicos europeos estén tomando verdaderamente en serio la idea de imprimir una base espacial, algo que incluso la NASA también ha considerado como plausible.

Base lunar impresa
ESA/Foster + Partners

Impresión artística de una base lunar construida en base a impresión 3D

La creación de una base en la Luna podría hacerse mucho más simple mediante el uso de una innovadora impresora 3D y materiales locales. Para ello, se han asociado emprendedores de la industria privada, renombrados arquitectos y la Agencia Espacial Europea (ESA), quienes están decididos a  probar la viabilidad de la impresión 3D, utilizando los materiales presentes en el suelo lunar.

Laurent Pambaguian, quien encabeza el proyecto para la ESA, ha reconocido el gran valor de la tecnología de impresión 3D, particularmente en el ámbito de desarrollo de estructuras enteras. De hecho, su equipo industrial ya ha  investigado si estas tecnologías pudieran ser empleadas para construir un hábitat lunar.

Por su parte, la oficina de arquitectos Foster + Partners, ya han diseñado un soporte y una cúpula con una pared celular estructurada, como protección contra micrometeoritos y la radiación espacial. Bajo esta estructura, se incorporaría un refugio inflable presurizado para los astronautas. Los especialistas han considerado la construcción de un marco muy sólido, esta es una estructura hueca, inspirada en los huesos de las aves, dado que ofrece una buena combinación de resistencia y ​​peso.

A juicio de los especialistas, la impresión 3D ofrece un medio potencial para facilitar el asentamiento lunar con una evidente reducción de la logística desde la Tierra, aquello abre nuevas posibilidades que deben ser consideradas por las diversas agencias espaciales.

La impresión en 3D

Debido a que el diseño está basado principalmente en materiales presentes en la superficie Lunar, no existe la necesidad de transportar materiales costosos desde la Tierra. La base se construye utilizando una impresora robótica itinerante a través de una cúpula inflable.

Impresión en 3D
ESA

Proceso de prueba de impresión en 3D, de un bloque semejante a los requeridos para la potencial base lunar.

Las “impresiones” en 3D se construyen capa a capa, y para ello, la empresa Monolite del Reino Unido ha suministrado una impresora, con una matriz de inyectores de impresión móvil, en un marco de 6 metros para pulverizar una solución de enlace en un material de construcción como la arena.

En las pruebas, se ha sometido a la impresora 3D a condiciones similares a las de la superficie de la luna. El equipo, ha iniciado la impresión de diversas estructuras en el interior de una cámara de vacío utilizado un material lunar simulado con una mezcla de silicio, óxidos de aluminio, calcio, hierro y magnesio, y como “tinta”, se aplica una sal de unión que convierte el material en un sólido similar a la piedra.

Bloque impreso en 3D
ESA

Bloque de prueba de 1.000 kilogramos, confeccionado en polvo lunar simulado.

Actualmente, el equipo es capaz de imprimir a una tasa de alrededor de 2 metros por hora, mientras que la próxima generación de diseño debería alcanzar 3,5 metros por hora, pudiendo completar un edificio entero en una semana. En las pruebas preliminares, ya se ha construido una estructura de 1.000 kilogramos de peso.

Más sobre Exploración Espacial

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.