Titán de Saturno: Una gran coraza de hielo y océano interior

En 200 kilómetros se calcula el espesor de la coraza de hielo que cubre a Titán, enigmático satélite natural de Saturno. Esta nueva medición duplica los pronósticos anteriores.

Titán es uno de los satélites naturales más llamativos del planeta Saturno y es el de mayor tamaño, con un diámetro aproximado de 5150 kilómetros, siendo además, la segunda luna más grande del Sistema Solar. También el único satélite natural en el que se ha constatado la presencia de una atmósfera importante y densa (10 veces más densa que la atmósfera de la Tierra), compuesta principalmente de nitrógeno, metano y compuestos complejos de hidrocarburos, observándose un clima muy activo (con fenómenos de evaporación, formación de nubes y precipitaciones de metano).

Titán

NASA/JPL-Caltech

Representación artística de Saturno y su luna Titán. Científicos de Stanford han sugerido un nuevo modelo de la corteza exterior helada de Titán, la que sería probablemente el doble de gruesa de lo que se pensaba anteriormente.

En 2005, la sonda espacial Cassini, actualmente en la órbita del planeta Saturno envió a la superficie de Titán la sonda Huygens, esta descendió exitosamente en paracaídas analizando la atmósfera del satélite natural y posándose en la superficie congelada, para capturar imágenes sorprendentes de este mundo distante. Posteriores aproximaciones de Cassini a la órbita de Titán, han complementado los datos aportados por Huygens y han añadido nuevos e importantes antecedentes.

Un nuevo estudio

Según un nuevo estudio de la Universidad de Stanford, presentado por Howard Zebker, autor principal del trabajo, en medio de la Conferencia de la Unión de Geofísica Americana (AGU), la capa de hielo que cubre Titán, presenta el doble del espesor pronosticado con anterioridad, es decir, esa coraza helada podría tener unos 200 kilómetros de espesor. Estos antecedentes, se han obtenido gracias al estudio detallado de la topografía de Titán, utilizando las más recientes y sofisticadas tecnologías, con ello, se han mejorado notablemente las mediciones de radar de la superficie del satélite, así como las mediciones de la gravedad.

Otro de los aspectos abordados por el estudio, dice relación con la presencia de un gigantesco océano interior, cuya existencia fue aventurada por la comunidad científica hace ya un largo tiempo. Los investigadores sospechan que un vasto océano de agua líquida se encuentra debajo de la corteza helada del satélite. En relación a aquello, el nuevo estudio sugiere que el calor generado internamente, que mantiene ese océano sin congelarse, depende mucho más de lo que se creía de las interacciones con Saturno y sus otras lunas.

La compleja estructura de Titán

Zebker, quien forma parte del equipo de interpretación de los datos de radar de Titán adquiridos por la nave espacial Cassini de la NASA, ha indicado que Titán siempre ha intrigado a los científicos debido a sus similitudes con la Tierra. Como la Tierra, Titán parece tener una estructura en capas, similar a las de una cebolla. “Probablemente tiene un núcleo que es una mezcla de hielo y roca, que está cubierto por un océano y por la corteza de hielo”, señaló el investigador.

Titán en infrarrojo

NASA, ESA, VIMS, U Ariz

Titán en infrarrojo. Titán es uno de los lugares más extraños de nuestro Sistema Solar. La única luna conocida con nubes gruesas, este satélite de Saturno muestra evidencia de evaporación de inusuales lagos creados por la lluvia de metano.

El trabajo emprendido por Zebker y sus colegas, ha determinado que, “Titán tiene un núcleo helado y rocoso, con un radio de poco más de 2.000 kilómetros, un océano en el rango de 225 a 300 kilómetros de espesor y una capa de hielo de 200 kilómetros de espesor”.

En este sentido, los expertos indican que, si hay más hielo, el núcleo emite menos calor de lo que se creía. Al igual que el de la Tierra, el núcleo de Titán emite calor por la descomposición de elementos radioactivos contenidos en la roca, los cuales son remanentes de la formación del Sistema Solar. Las posibles razones de este comportamiento, es que haya más hielo que roca en su interior, según lo  explicado por el científico.

Titán muy lejos de ser una esfera

El investigador también ha dicho que estos nuevos datos, que pueden parecer muy sencillos, se complican “porque Titán no es una verdadera esfera”. La gravedad que Saturno ejerce sobre este satélite natural, lo deforma y le hace más alargado a lo largo de su ecuador, mientras se vuelve un poco achatado en los polos.

Los nuevos datos muestran que la forma de Titán está mucho más distorsionada que lo predicho por un modelo gravitacional simple. Esta diferencia significa que, su estructura interna es más compleja. En este sentido se puede aventurar que  el espesor de la capa de hielo está unos 3.000 metros por debajo del promedio en los polos y 3.000 metros por encima de la media en el ecuador.

La misión Cassini recibió recientemente la financiación para seguir operando hasta el año 2017, esto es una gran oportunidad puesto que, representa  cinco años más adquiriendo datos que evidentemente pueden contribuir al refinamiento del modelo de Titán sugerido por Zebker.

A continuación observa imágenes de Titán, mientras escuchas sonidos reales capturados durante el descenso de la sonda Huygens en la superficie del impresionante satélite natural de Saturno.

Te invito además a disfrutar este video que es en realidad un compendio de dos videos de ESA y JPL. Estos muestran el viaje realizado por la Sonda Cassini-Hyugens, y las sorprendentes imágenes y datos capturados por la capsula de descenso Huygens a través de la atmósfera de Titan en el año 2005, esto último no te lo puedes perder.

Más sobre Exploración Espacial

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.