Inicio » Farándula »Equipo

Reina de Viña 2013: ¿Dónde quedó la belleza?

El tradicional y máximo torneo veraniego nacional se apresta a designar a una nueva soberana, título en que la belleza no es un requisito.

Como en los clásicos de la hípica, en estos días se aprestan los pingos a iniciar una breve carrera para ver quién en definitiva se tira el piscinazo en la capital del verano chileno como la nueva reina del Festival de Viña del Mar.

El concurso, que organiza el diario La Cuarta y cuya votación está reservada para los especialistas de la nota breve y vendedora, elige, hasta ahora, a una dama que tendrá el honor de lucir la banda y el cetro como soberana de la Ciudad Jardín,  acompañará a la ilustre alcaldesa en diversos actos y lucirá los premios que la organización gestione con espontáneos auspiciadores.

Vale la pena aclarar que, como sus anualizadas y descuidadas bases establecen, no se trata de un concurso de belleza sino de popularidad, entendiendo que el medio busca algo distinto o más entretenido que poner rostros hermosos en sus páginas y en pantalla, sino promover a figuras que encanten con su trato hacia los reporteros, castigando de paso al divismo y capricho que suele acompañar a la belleza extrema o simplemente a la fama.

Es decir, asegurar que el humilde o empingorotado notero no se quede sin la deseada nota que lo catapulta en el concepto de su editor, pues el reportero recibe órdenes de su editor de traer determinadas y fresquitas opiniones mientras se aboca a la tarea de ubicar las imágenes que acompañarán el relato o el texto según se trate. Peor aún el caso del periodista radial que solamente tiene la opción de la nota en audio o solamente ella, pues si hay desdén o precariedad en el trato no habrá nada que emitir.

Reina del Festival de Viña 2013

Foto: Blogs

Dominique Gallegos es una de las candidatas a reina en la versión 2013 del Festival de Viña del Mar.

Hay muchos rostros y cuerpos con historia desde el año 1982, en el verano de la mayor crisis económica chilena de la historia, ocasión en que se coronó a una diva y estrella del espectáculo como Raffaella Carrá dueña –entonces- de encantos físicos irresistibles para el ojo lector masculino junto a un talento sobre el escenario difícil de igualar hasta hoy. Una verdadera show woman, una especie hoy extinguida en Chile.

Así, han desfilado anualmente las soberanas, muchas devueltas al anonimato nacional después de su destello, donde la belleza también ha escaseado. Fantásticas excepciones han tomado el cetro de la ciudad jardín: Lucía Méndez (1983), Irene Llano (1987), Xuxa (1990), Lucero (1992) y Sofía Vergara (1994) destacan en el rubro belleza real, una categoría donde los caprichos de la votación son frecuentes y que incluso distinguen en el escrutinio final a algunos famosos varones periodistas de espectáculos.

Desde hace ya un tiempo que este torneo de popularidad ha ido tomando un curso propio pero no independiente, donde confluyen las aspiraciones de algunas musas y lo que los medios desean proyectar, o de intereses faranduleros de importantes apellidos a proyectar, aún con voz y cuerpo ausentes, desde Canal 13.

La escasez de belleza habría que suplirla, por ejemplo, yendo a Placilla con el reinado de Sabrina Sosa, actual Reina de la Huma de esa localidad, o derechamente buscarla en otras también honorables comunas, donde los alcaldes sí se aseguran de elegir a una soberana que al menos cumpla con el requisito de ser reconocida como bella.

Este 2013 en Viña puede incluso ser declarado desierto el torneo, como en el año 2000 cuando se distinguió el sabor tropical de Celia Cruz, estrella a la que se podía saludar de mano perfectamente.

Entre las aspirantes –y que en verdad lo son- figuran la hija de DJ Méndez, Steffanie, una belleza en su segmento; Antonella Ríos, a quién su simpatía, madurez y desplante en el escenario le llevan a aspirar este cetro; los rumores de candidatura -que también se estilan- de Kathy Bodis u otros nombres solamente conocidos en matinales; cierra la nómina la autodesignada y promocionada por Canal 13, Dominique Gallego, figura de culto entre los varones amantes de las bellas y caprichosas.

Para los amantes de la belleza femenina chilena, que la hay, anhelamos que gane la más bella, no la más simpática o la designada de turno.

Más sobre Farándula

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.