Las claves para decorar un comedor con Feng-Shui

Los colores del comedor deberían ser brillantes y animosos para despertar el apetito. Hay que evitar los colores apagados, porque generan lo contrario.

El objetivo principal del comedor es mantener la limpieza necesaria para tratar con alimentos y al mismo tiempo promover una atmósfera de relajación para lograr una buena digestión y convivir en un ambiente acogedor. Es por esto que a continuación me referiré a distintos puntos que hay que considerar a la hora de decorar un comedor para armonizar la energía del lugar con Feng-Shui.

Color de los muros:

Los colores del comedor deberían ser brillantes y animosos para despertar el apetito. Hay que evitar los colores apagados, porque generan lo contrario. En general se recomiendan los colores pasteles, como el color crema, beige o blanco para los muros, que permiten tener una mayor variedad de posibilidades a la hora de decorar. El objetivo es crear lugares más amplios y luminosos visualmente, que permitan generar un ambiente que invite a la conversación y al disfrute de la comida.

Comedor

Foto: El Mercurio

Por ningún motivo pintar las paredes de color azul, negro o calipso, colores que representan la energía de Agua, la cual genera un choque o conflicto con las energías de Tierra y de Metal, que son la energías que rigen en este espacio, de acuerdo al ciclo de los cinco elementos. La Tierra es el elemento que se utiliza como control de la energía Agua, por lo que se generaría un desgaste y desequilibrio de la Tierra, causando una sensación de no querer o no sentirse cómodo en ese lugar. El Agua, a su vez, desgasta la energía de Metal, interviniendo o influyendo en la actividad propia del comedor que son las comunicaciones. Para resolver este conflicto de energías habría que incluir elementos decorativos que representen la energía de Madera, la cual desgasta la energía de Agua del lugar. La Madera puede estar representada en plantas, muebles y adornos de madera, objetos de color verde o lila. También habría que incluir la energía de Fuego para nutrir la Tierra en objetos como candelabros con velas sobre la mesa, lámparas, objetos de color rojo o burdeo que le dan cierta calidez al ambiente. En este caso puntual, habría que controlar la cantidad de elementos que representen la energía Metal como adornos de metal o de color blanco, gris, dorado o plateado, ya que aumentan o nutren a la energía de Agua que queremos controlar y equilibrar.

En general, es recomendable decorar los comedores con elementos que representen las energías de Tierra y de Metal, donde prevalezcan los colores amarillo, naranjo, rosado, beige o café, como también blanco, gris, dorado o plateado en elementos como mantelería y accesorios, como también adornos de cerámica o de metal en fuentes, candelabros y vajilla en general. La decoración con la energía de Tierra, invita a generar ambientes donde se privilegia la calidez y sobretodo la nutrición.

Servicios de mesa:

Con respecto a los servicios de mesa como la mantelería, la vajilla y accesorios que se elijan, éstos ejercen una gran influencia sobre el ambiente que se genera alrededor de una mesa de comedor. Al aplicar los conceptos del yin y el yang, como vimos en artículos anteriores, podremos crear varios servicios de mesa diferentes que afectan al movimiento de la energía chi de la mesa de diversas formas. El hecho de elegir el servicio de mesa adecuado para una ocasión especial, puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso de una comida, ya sea que se trate de un evento social o de una informal comida familiar. Así, por ejemplo, para crear un servicio de mesa yin, habría que incluir en la decoración colores suaves, superficies lisas, sillas con cojines blandos que crean un flujo de energía chi más pasiva, lo que produce un ambiente más calmo y relajado, ideal para almuerzos o cenas informales y comidas familiares. Un servicio de mesa yang es más estimulante y apropiado para ocasiones formales. No obstante, puede volverse romántico con los toques adecuados. En este caso habría que incluir colores fuertes, superficies duras, elementos pesados como candelabros o elementos ornamentales llamativos.

A través del uso de distintos colores en la decoración de una mesa de comedor, uno puede fomentar el estado de ánimo de los invitados y por ende del resultado final del evento.

La mesa del comedor:

La forma de una mesa de comedor influye sobre el movimiento de energía chi de su alrededor y por consiguiente, sobre la atmósfera que se crea durante las comidas. La forma en sí puede ser más yin o más yang. Una mesa redonda o cuadrada es más yang y aporta energía chi dinámica. Una mesa ovalada o rectangular origina una energía más suave, más apta para una comida relajada.

Comedor

Foto: El Mercurio

Una mesa redonda u ovalada creará una atmósfera armoniosa en la que cada cual podrá hablar con los demás, ya que ofrecen una óptima distribución de ubicaciones para las sillas para que nuestra familia e invitados se sientan en forma armónica.

Sillas:

Se recomienda que las sillas sean sólidas y cómodas, de respaldo alto para tener un buen apoyo. La distribución de los puestos se considera muy importante. Los principales puestos de la habitación deben tener una pared sólida detrás, con vistas a la puerta. Los puestos más vulnerables son los que tienen una puerta detrás, seguidos por los asientos de espaldas a una ventana.

Hay que asegurarse de que nadie en la mesa coma con la espalda dando a una esquina saliente o un ángulo recto generado por algún mueble cerca, un pilar o muro que apunta hacia una silla, ya que ello genera una sensación de inestabilidad o intranquilidad por parte de quien se sienta allí. Si existe este problema, se sugiere mover el mueble que genera el problema o colocar una planta en la esquina para que suavice el borde.

Iluminación:

Otro punto importante, es tener una buena iluminación sobre el comedor, con luces cálidas que iluminen bien la mesa para resaltar los alimentos y sobre todo para generar un ambiente más acogedor. La utilización de velas nos brinda un toque más romántico a la hora de una cena en pareja. Las velas producen una luz suave que hace la cena más íntima y relajante. También se pueden utilizar luces indirectas, como una lámpara enfocada hacia el techo. Se recomienda tener luces que se puedan graduar para tener distintos efectos de acuerdo a la situación o escenario que se quiera lograr.

Cuadros y adornos:

Las imágenes y ornamentos que se recomiendan para este lugar, son imágenes de frutas o naturaleza muerta, escenas de la vida cotidiana, lugares de paisajes agradables que llamen a la tranquilidad y al relajo. La utilización de un espejo en la pared que refleje la mesa, fomenta la energía chi saludable en el lugar, ya que al reflejarse, aumenta la cantidad de alimentos sobre la mesa, la cual es una condición muy favorable según la filosofía china, ya que para ellos el comedor es un centro de riqueza, donde una mesa repleta de alimentos, simboliza abundancia para la casa.

Bibliografía:

1)  Feng-Shui la armonía con el entorno, de María Jesús del Águila, editorial El Ateneo.

2)    Práctico Feng-Shui, El arte de diseñar y decorar su hogar para lograr la armonía interior, de Simon Brown, editorial Albatros.

3)  El libro del Feng-Shui, Proyectos sencillos para una vida mejor, de Simon Brown, editorial Vergara.

4)  Guía completa del Feng-Shui, de Hill Hale, editorial Grijalbo.

Más sobre Feng Shui

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.