Guía de: Fenómenos Paranormales

El caso del hombre que apareció vivo en su propio funeral

En Brasil un lavador de automóviles fue erróneamente dado por muerto, por lo que fue confundido con un fantasma por sus espantados familiares y amigos.

Gilberto Araújo, un brasileño de 41 años que se ganaba la vida lavando automóviles en la localidad de Alagoinhas, en el estado de Bahía, llevaba más de cuatro meses sin aparecer por la casa de su madre. Por ello, cuando sus familiares recibieron un llamado de la policía local, se pusieron sumamente nerviosos.

El mensaje policial no fue para nada tranquilizador. Al contrario, sólo desató lágrimas y escenas de mucha pena. “El señor Araújo fue asesinado en un tiroteo, así que deben ir a reconocer su cadáver a la morgue”, explicó fríamente el funcionario policial.

Hombre funeral
Foto: Agencias

A la derecha, el verdadero Gilberto Araújo y a la izquierda el amigo con quien lo confundieron.

Los parientes del muerto, muy a su pesar, cumplieron con el inevitable trámite. Tras apersonarse en la morgue, reconocieron sus restos y procedieron de inmediato a montar los preparativos para su funeral.

Lo que nadie sabía hasta ese momento es que el lavador de autos estaba vivito y coleando y que el muerto era una persona que se parecía mucho a él. Uno de sus amigos, al verlo caminando en la calle, le contó algo que parecía un chiste: lo estaban velando en su casa materna. “Me pellizqué el brazo para convencerme a mí mismo que estaba vivo. Después llamé por teléfono a la casa de mi madre para aclarar el malentendido, pero la persona que me atendió me colgó porque pensó que le estaba jugando una broma. Así que me vi obligado a asistir a mi propio funeral”, relató el propio Gilberto Araújo.

Gritos de espanto

El trabajador llegó a la casa de su madre y, como era previsible, cuando sus parientes lo vieron se desató un pandemónium, con gritos de espanto y horror por parte de todos los presentes. La gran mayoría salió arrancando del lugar, pensando que se trataba de un fantasma de ultratumba. “Hubo un gran susto, algunas niñas se cayeron, otras se desmayaron. La gente salió corriendo despavorida y la calle se llenó de motos y de automóviles”, relató uno de los testigos a una cadena de televisión local.

Después de mucho rato y en vista que el propio “fantasma” le pedía a toda la gente que se tranquilizara, se logró aclarar el tragicómico entuerto. Marina Santana, madre de Araújo, posteriormente aseguró sentirse “muy alegre” al descubrir que su hijo no había fallecido. “Sólo me convencí que estaba vivo después de abrazarlo mucho”, explicó.

La policía de Alagoinhas, después del insólito episodio, retiró el cuerpo del desconocido de la vivienda y procedió a recomenzar la investigación del asesinato desde el principio. Gilberto Araújo, en tanto, sintiéndose quizás como Lázaro, prometió visitar con más asiduidad a su progenitora.

Más sobre Fenómenos Paranormales

ComentariosDeja tu comentario ↓