Guía de: Fenómenos Paranormales

El increíble “gol iluminado” de Elías Figueroa: ¿Señal divina o simple casualidad?

Hace 37 años, en un día completamente nublado, un rayo de sol alumbró el instante exacto en que el mejor jugador chileno de la historia se elevó en el aire y convirtió el tanto que le dio el primer título en su historia a Internacional de Porto Alegre.

La leyenda de Elías Ricardo Figueroa Brander –Simplemente “Don Elías”, para los futboleros- se agiganta cada vez más con el paso de los años. Considerado el mejor jugador chileno de fútbol de todos los tiempos, defendió en 47 ocasiones la camiseta de la selección nacional, con la cual disputó tres mundiales (Inglaterra 66’, Alemania 74’ y España 82’). Por si ello no bastara, además fue elegido tres veces consecutiva el mejor jugador de América (1974, 1975, 1976), lo que no deja de ser un mérito considerando que sólo era un defensor (el mismo Franz Beckenbauer, Daniel Passarella y Pelé lo consideran como uno de los mejores defensas centrales de la historia).

Tras debutar a los 17 años en Unión La Calera, a donde fue cedido en préstamo desde Santiago Wanderers, fue transferido a Peñarol, el equipo más popular del fútbol uruguayo y donde, a pesar de su juventud, se transformó en un referente futbolístico. Sus grandes actuaciones (fue bicampeón uruguayo) le valieron ser traspasado al equipo brasileño de Internacional de Puerto Alegre, donde definitivamente se convirtió en leyenda (los brasileños, siempre reacios a prodigar alabanzas gratuitas, afirman hasta el día de hoy que es el mejor jugador extranjero que ha pasado por el fútbol carioca).

Elias Figueroa

Foto: pitacosdabola.blogspot.com

Pero, pese a lo notable de la carrera del defensor chileno, sin duda que el episodio ocurrido el 14 de diciembre de 1975 tiene un lugar privilegiado en los anales del fútbol sudamericano. Ese día, en el estadio Gigante da Beira-Río, el equipo local buscaba ser campeón brasileño por primera vez en su historia.

Cuando iban 11 minutos del segundo tiempo, el volante Valdomiro fue derribado por un defensor del equipo rival (Cruzeiro de Belo Horizonte), y el árbitro no dudó en cobrar un tiro libre.

En ese momento ocurrió lo increíble. En un día completamente nublado y cuando el marcador estaba igualado a cero, el mismo Valdomiro sirvió la falta desde la derecha y la pelota se dirigió al área rival. Elías Figueroa, aprovechando su privilegiado salto, le ganó la posición a los defensas rivales y conectó un potente cabezazo, mandando la pelota a la red. Era el 1-0 para Inter de Porto alegre. El delirio fue total y la torcida estalló en un clamor generalizado. Lo misterioso es que, tal como lo demostraron los videos y fotografías que se mostraron después, en el mismo instante en que el defensor chileno se elevó en el aire y conectó el testazo, fue iluminado por un potente rayo de sol proveniente desde el cielo.

El gol convertido por “Don Elías”, al cabo, fue el único gol del partido y le permitió a Internacional de Porto Alegre coronarse por primera vez campeón en su historia. Desde ese momento esa jugada sería bautizada como el célebre y mítico “gol iluminado”.

A partir de ese momento Elías Figueroa sacó chapa eterna de ídolo en el país de los pentacampeones del mundo. Las mujeres de la ciudad iban a su casa para que tocara a sus hijos enfermos y sanara sus dolencias, mientras otros ya comenzaban a llamarlo el “Dios de Beira-Río”.

¿Casualidad o señal divina?

Si bien para muchos el famoso “gol iluminado” fue sólo una coincidencia (como si hacer coincidir un gol histórico y memorable con un rayo de luz providencial en una oscura tarde fuera cosa de todos los días), para muchos supersticiosos fue sólo una manifestación divina que sólo les sucede a los elegidos.

Por otra parte, visto desde una perspectiva meramente astrológica, hay otros antecedentes a tomar en cuenta. El signo zodiacal de Elías Figueroa es Escorpio (nació el 25 de octubre de 1946), el mismo signo de Diego Armando Maradona (30 de octubre de 1960), el mejor futbolista argentino de todos los tiempos y para muchos el mejor de la historia, y el mismo signo que Pelé (que nació el 23 de octubre de 1940), aunque algunos pueden aducir que éste es Libra.

Escorpio, por lo demás, es considerado el signo de “las fuerzas ocultas, la genialidad inexplicable, las cosas extrañas, el misterio, la magia negra, la muerte y la regeneración, el sexo, la energía pasional, los seres maléficos, los enemigos disimulados, los viajes peligrosos, los dramas pasionales, la envidia y los amores contrariados”. Otros estudiosos del zodíaco agregan que los nacidos en Escorpio tienen “más probabilidad de ser genios que los demás”.

Para graficar que este signo sí rige las cosas extrañas e inexplicables, bien conviene recordar una historia que le sucedió al propio Elías Figueroa cuando éste era un joven y promisorio defensor de Santiago Wanderers: “Una vez salí de mi casa de Quilpué para ir a entrenar a Valparaíso. Iba con mi bolso deportivo y comiendo un racimo de uvas. Cuando enfilé por un largo camino de tierra donde no había casas, me topé de repente con una viejecita muy anciana que estaba sentada a un costado del camino. No sé de donde salió ni qué hacía allí, pero me pidió que le convidara un poco de uvas, cosa que por cierto hice. Cuando le convidé parte de mi racimo y me despedí, caminé varios pasos, pero me volteé para mirarla mejor. Lo insólito es que la anciana no estaba por ninguna parte. Había desaparecido, como si se hubiera esfumado en el aire”.

Por de pronto, los hinchas de Internacional de Porto Alegre siguen sosteniendo que el famoso “gol iluminado” de Elías Figueroa fue una señal enviada desde el Cielo a uno de sus elegidos, el mismo jugador que figura en el lugar 19 de los cien mejores futbolistas de todos los tiempos y cuyos pies están grabados en el “Paseo de la Fama” del Estadio Maracaná.

El gol iluminado de Elías Figueroa que le dio el primer título de su historia a Internacional de Porto Alegre:

Más sobre Fenómenos Paranormales

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.