Guía de: Fenómenos Paranormales

Las nueve películas malditas de Hollywood

Varios son los filmes que han dejado inexplicablemente una estela negra de muertes, infortunio y desgracias en el mundo del Séptimo Arte. Aquí están las más conocidas.

Se dice que nadie cree en las maldiciones hasta que acaba sufriendo una, pero ¿Es posible que el cine, el arte de entretención por antonomasia, pueda propiciar la mala suerte? ¿Pueden algunas películas, o temas de películas, atraer desgracias e infortunio?

A continuación revisamos los casos más sorprendentes:

1) “Poltergeist, Juegos Diabólicos” (1982)

Es la película maldita por excelencia, puesto que el supuesto “maleficio” que acompañó al primer filme de la saga se extendió a toda la trilogía. Así, entre el primer y el tercer filme, murieron cuatro miembros del reparto. Entre ellos se incluye a Dominique Dunne, quien interpretaba a la hermana mayor de la pequeña protagonista y que fue estrangulada por su novio a los 22 años; el actor Julian Beck, que debía aparecer en la segunda parte, murió de cáncer de estómago a los 60 años, y Will Sampson, que interpretaba a un médico indio en el segundo filme, falleció por culpa de problemas post-operatorios a los 53 años. El caso más conocido es el de la pequeña y rubia protagonista, Heather O’Rourke, que murió de un shock séptico a los 12 años, tras filmar la tercera parte de la saga. Se dice que su madre, mientras se encontraba en la sala de espera del hospital donde atendían a su hija, aseguró haberla visto por una ventana diciéndole: “Mamá, no voy a volver”. Muchos aseguran que la maldición comenzó después que se usaran restos de tumbas reales durante el rodaje de la primera parte.

2) El Bebé de Rosemary (1968)

El productor casi falleció durante el rodaje por culpa de una enfermedad y el compositor de la música murió de una forma similar al de un personaje de la película, pero fuera de eso la filmación del filme transcurrió de forma “tranquila” para el director polaco Roman Polanski. La “maldición” llegaría después. La bella esposa de Polanski, la actriz Sharon Tate, quien se encontraba embarazada de más de siete meses, fue asesinada junto a otras cuatro personas en una casa de Los Ángeles por seguidores de una secta satánica liderada por Charles Manson. Los criminales pintaron con sangre las palabras “Helter Skelter” en el lugar, aludiendo a una canción de los Beatles. Como cruel coincidencia, años más tarde, el cantante John Lennon, quien vivía en el edificio Dakota -lugar donde se filmó esta película- moriría asesinado a tiros en las afueras del inmueble.

3) El Exorcista (1973)

La película más aterradora de la historia del cine tiene su propia lista de espantos, como la cadena de fallecimientos que afectaron al equipo técnico y artístico del filme. Se estima que entre cuatro y nueve personas fallecieron durante el rodaje (entre ellos, los actores Jack MacGowran y Vasiliki Maliaros, además de un experto en efectos especiales y un cuidador nocturno). Varios decorados se incendiaron, lo que atrasó en seis semanas la filmación, y varios dicen haber visto teléfonos levantarse sin explicación lógica. La atmósfera era tan inquietante en el set que el director William Friedkin le pidió a un sacerdote que hiciera un exorcismo real para poder seguir rodando la película con tranquilidad. La actriz Ellen Burstyn, quien interpretaba a la madre de la niña poseída en la cinta, debía decir en una parte del filme la frase “¡Creo en el diablo!”, pero se negó terminantemente a ello, aduciendo que aunque era una línea ficticia, jamás se debía usar ese nombre sin esperar sufrir alguna consecuencia. Pese a que la frase fue sacada del guión, la maldición igual parece haber persistido.

4) Superman (1978)

Representa uno de los íconos del cine maldito en Hollywood, partiendo por sus antecedentes históricos: el primer actor que interpretó al superhéroe en la serie de televisión de los años 50’, George Reeves, fue encontrado muerto de un disparo. El segundo actor que se puso el traje ajustado y la capa roja en esta película, Christopher Reeve, tras conocer la fama mundial gracias al personaje, sufrió años después un terrible accidente tras caerse de un caballo. Quedó parapléjico y postrado en una silla de ruedas hasta el momento de su muerte, en 2004.

Otros actores también habrían sufrido la supuesta maldición de la película. La actriz Margot Kidder, que interpretó a Louis Lane, desarrolló un trastorno bipolar que la obligó a internarse en una clínica, aunque se recuperó después. Al actor cómico Richard Pryor, que participó en Superman III, se le diagnosticó esclerosis múltiple, mientras que Marlon Brando, quien interpretó al padre de Superman, experimentó a los pocos años una serie de desventuras personales que lo llevaron a convertirse en una especie de misántropo.

5) “La profecía (1976)

Las historias desgraciadas que rodearon a esta película son increíbles. El avión donde viajaba el actor Gregory Peck fue impactado por un rayo y, ocho horas después, ocurrió lo mismo con la aeronave en la que viajaba el guionista. El equipo arrendó un jet para movilizarse, pero por sobreventa no pudieron subirse. El avión despegó sin ellos y a los pocos minutos se estrelló contra un automóvil, que luego impactó a otro vehículo donde viajaban la esposa e hijo del piloto. Todos fallecieron. El productor, además, se salvó de una bomba que el grupo terrorista IRA había colocado en su hotel. Lo mismo ocurrió con el director y un grupo de actores, que se aprestaban a comer en un restaurante. Tras el rodaje del film, el experto en efectos especiales John Richardson sufrió un accidente automovilístico en el que una colaboradora resultó decapitada, tal como ocurre en una escena de la película. Junto al coche accidentado se encontró la señal: “Ommen, 66.6km”. Finalmente, para rodar ciertas escenas del filme el equipo de producción debió traer a varios felinos. Cuando se terminó de rodar, dos de los animales mataron a un cuidador.

6) El Cuervo (1994)

El actor Brandon Lee, hijo del mítico actor de artes marciales Bruce Lee, falleció de un disparo en pleno rodaje mientras filmaba una escena en la cual le disparaban. La pistola que se usó en la escena debía estar cargada con una bala de salva pero, por causas que nunca se aclararon, estaba cargada con una bala de verdad, lo que causó la muerte del actor. Los productores del filme, consternados por lo sucedido, quisieron detener la filmación, pero el director decidió quemar el metraje de esta secuencia y completó la película utilizando un doble y retoques digitales por computadora. Al final del metraje se puede leer una dedicatoria que dice: “Para Brandon y Elisa”.

7) El Conquistador de Mongolia (1956)

De las 220 personas que trabajaron en esta película, que relataba la vida del conquistador mongol Genghis Khan, 91 contrajeron cáncer a principios de los años 80’ y 46 murieron por esta causa. Entre los fallecidos se incluían al actor protagónico, el célebre John Wayne, además de los actores Pedro Armendáriz y Thomas Gómez; las actrices Susan Hayward y Agnes Morread; y el director Dick Powell.

%CODe7%

Según los médicos, bajo circunstancias normales, solamente una treintena de personas podrían haber desarrollado la enfermedad. La explicación de las muertes no es del todo clara, aunque lo más probable es que el cáncer se originara por el polvo radiactivo que permanecía suspendido en el aire, pues la película se rodó en el desierto de Utah, no lejos de un lugar donde el ejército norteamericano realizaba pruebas con armas nucleares.

8. La Dimensión Desconocida (1983)

La adaptación cinematográfica de la famosa serie televisiva de misterio iba a constar originalmente de tres historias, pero el director John Landis, que acababa de rodar el video “Thriller” con Michael Jackson, añadió una cuarta historia escrita por él. El actor Vic Morrow, famoso por la serie de TV “Combate”, debía filmar una escena de acción junto a dos niños, cuando un helicóptero que volaba a una altitud de sólo 8 metros fue impactado por una explosión de pirotecnia. El helicóptero se estrelló y decapitó a Morrow y a uno de los niños, mientras el otro menor moría aplastado.

9) Rebelde sin Causa (1955)

Esta emblemática película de James Dean, que marcó a toda una generación de jóvenes, también tiene su cuota de tragedia, pues tres de sus protagonistas principales, todos promisorios actores, fallecerían antes de cumplir los 40 años. El mismo James Dean, que no alcanzó a ver la película estrenada, falleció en un accidente de auto tras estrellarse frontalmente con otro auto. Años más tarde, la actriz Natalie Wood falleció ahogada bajo extrañas circunstancias (su muerte se consideró oficialmente un accidente, pero varias teorías apuntan al asesinato o al suicidio). Otro integrante del reparto, el actor Sal Mineo, murió apuñalado por un ladrón a la salida de su apartamento y, finalmente, el actor secundario Mick Adams, que interpretaba a uno de los pandilleros en la película, falleció a los 37 años víctima de una sobredosis.

Más sobre Fenómenos Paranormales

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.