Guía de: Fenómenos Paranormales

Las profecías bíblicas sobre la entrega, muerte y resurrección de Jesús

Así como el nacimiento de Jesús fue anunciado, también su captura, muerte y resurrección fueron anticipadas por el propio Nazareno y, siglos antes, por distintos profetas.

El Antiguo Testamento es rico en fuentes proféticas, realizadas entre 500 y mil años antes del nacimiento de Jesús, que anticipan la muerte y resurrección del Mesías. Y el mismo Nazareno también anunció varios eventos que estaban por venir. Estas son las principales profecías:

Profecías bíblicas

Foto: Agencias

-La triple negación de Pedro: En la última cena, cuando Jesús predice el abandono de sus discípulos, Pedro le dice: “Señor, estoy dispuesto a ir contigo a la cárcel y hasta la muerte”, a lo que Jesús le contesta: “Pedro, te digo que no cantará hoy el gallo antes que hayas negado tres veces que me conoces”. San Lucas relata posteriormente que “apresaron a Jesús, lo condujeron y lo llevaron a la casa del Pontífice. Y Pedro le seguía de lejos. Habiendo encendido ellos fuego en medio del patio, estaban sentados alrededor. Pedro se sentó entre ellos. Una criada lo vio sentado junto al fuego, lo miró fijamente y dijo: “También éste andaba con él”. Pero Pedro lo negó, diciendo: “No lo conozco, mujer”. Poco después, otro al verlo, le dijo: “Tú también eres de ellos”. Y Pedro dijo: “Hombre, no lo soy”. Transcurrió como una hora y otro afirmó rotundamente: “En verdad que éste también andaba con él, porque es galileo”. Más Pedro dijo: “Hombre, no sé lo que dices”. E inmediatamente, mientras aún estaba hablando, cantó un gallo. El Señor se volvió, miró a Pedro y Pedro se acordó de la palabra del Señor, cuando le había dicho: “Antes que cante el gallo hoy, me negarás tres veces”. Y saliendo afuera lloró amargamente”.

-Lamento sobre Jerusalén: Antes de su entrada triunfal en esta ciudad, Jesús la contempló desde una colina y lloró por ella, afirmando que “días vendrán sobre ti, en los que tus enemigos te rodearán con trincheras, te cercarán y te estrecharán por todas partes y te abatirán al suelo a ti y a todos tus hijos dentro de ti y no dejarán piedra sobre piedra, porque no has conocido el tiempo que has sido visitada (por el Mesías)”. 70 años después de las palabras de Jesús, los romanos, comandados por el futuro emperador Tito, sitiaron y arrasaron con Jerusalén y casi todos sus habitantes.

-Anuncio de la Pasión: San Lucas dice que “tomando consigo a los doce, Jesús les dijo: “Mirad que subimos a Jerusalén y se cumplirá en el Hijo del Hombre todo lo escrito por los profetas. Porque será entregado a los gentiles, escarnecido, insultado y escupido. Y, después de azotarlo, lo matarán. Luego resucitará al tercer día”. Los discípulos no entendieron nada de lo que su Maestro les decía, aunque todo ello se cumpliría escrupulosamente en los días que estaban por venir.

-La traición de Judas: Cuando Jesús compartía la última cena con sus doce discípulos les dijo: “En verdad os digo que uno de vosotros me ha de entregar”. Los discípulos más cercanos comenzaron a entristecerse y a decirse unos a otros: “¿Seré yo?”. Él les dijo: “Es uno de los doce, el que moja el pan conmigo en el plato”. Minutos después Jesús untaba su pan en el plato. Junto a su mano, apareció otra mano sosteniendo otro pedazo de pan. Era la mano de Judas Iscariote.
En Salmos 41:9 otra profecía dice: “Hasta mi mejor amigo, en quien yo confiaba y que compartía el pan conmigo, me ha puesto la zancadilla”. Zacarías, por su parte, predice incluso que la traición de Judas sería a cambio de 30 monedas de plata.

Profecías bíblicas

Foto: Agencias

-Jesús murió a cambio de cargar con nuestras transgresiones: El profeta Isaías aseguró que el Mesías cargaría con los pecados del mundo y que por esta razón sería castigado. En Isaías 53:5 dice que “Él fue traspasado por nuestras rebeliones, y molido por nuestras iniquidades; sobre él recayó el castigo, precio de nuestra paz, y gracias a sus heridas fuimos sanados”.

-Jesús es condenado a morir entre delincuentes: En Isaías 53:12 se dice que el Mesías “derramó su vida hasta la muerte, y fue contado entre los transgresores”. Los Evangelios detallarían siglos más tarde que la cruz de Jesús fue puesta en medio de las cruces de Dimas y Gestas, dos ladrones condenados a muerte.

-Las extremidades clavadas de Jesús: Tras ser injustamente condenado a ser crucificado, Jesús agonizó durante horas en la cruz, con sus manos y pies clavados a los maderos. 500 años antes de estos hechos, Zacarías profetizó que “harán lamentación por el que traspasaron, como quien hace lamentación por su hijo único; llorarán amargamente, como quien llora por su primogénito”. El Rey David, en tanto, en Salmos 22:16, más de mil años antes, predijo que “como perros de presa, me han rodeado; me ha cercado una banda de malvados; me han traspasado las manos y los pies”.

-La muerte de Jesús durante las fiestas de Pascua: En Éxodo se explica que durante la Pascua cada familia judía debía ofrecer un cordero sin mácula como sacrificio. Haciendo una analogía con esto, Isaías profetizó sobre Jesús que “como cordero, fue llevado al matadero; como oveja, enmudeció ante su trasquilador”. Juan el Bautista, en Juan 1:29 reconoció a Jesús como el “cordero” y la misma muerte del Nazareno se produjo durante la celebración de la Pascua, según relatan los mismos evangelistas.

-La resurrección de Jesús: Los Salmos fueron los primeros que predijeron la resurrección y la victoria final de Jesús sobre la muerte. En el salmo 16:10 se afirmó que “no dejarás que mi vida termine en el sepulcro; no permitirás que sufra corrupción tu siervo fiel”, mientras que el salmo 49:15 asegura que “Dios me rescatará de las garras del sepulcro y con él me llevará”. Los cuatro evangelios coinciden en que eso se cumplió escrupulosamente. Jesús expiró clavado a una cruz y resucitó al tercer día. Se les apareció posteriormente a sus 11 asustados discípulos e incluso comió con ellos, con las señales todavía visibles de sus pies y manos traspasados por los clavos. Y les dijo que “estaba escrito que el Cristo sufriera y resucitase de entre los muertos al tercer día y que se predique en su nombre la remisión y los pecados a todas las naciones de la tierra”.

Más sobre Fenómenos Paranormales

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.