Vampiro real aterroriza pueblo de Serbia

El reciente derrumbe de un viejo molino abandonado desató el pánico en el pueblo de Zarozje, ubicado en Serbia Occidental.

Guía de: Fenómenos Paranormales

Desde hace varios meses los habitantes del pueblo serbio de Zarozje, ubicado en la localidad de Bajina Basta, en una zona dominada por espesos bosques y laderas montañosas, están con el alma en un hilo. Y no han dudado en atrincherarse en sus casas, premunidos de estacas, cruces y ristras de ajos. Y todo por culpa de un vampiro que se encontraría merodeando por toda la comarca.

Lo que parecería el argumento de una película de terror de la productora inglesa Hammer, famosa por sus cintas de chupasangres en la década del 60’, esconde en realidad una historia repleta de sangre y muerte. Pues los lugareños denuncian que el vampiro en cuestión es nada menos que Sava Savanovic, uno de los vampiros más célebres de la región y descrito por los habitantes de Zarozje como el primer vampiro de Serbia. La leyenda, por lo menos, asegura que éste ser sobrenatural vivió en un antiguo molino de agua en el cercano río Rogačica, donde mataba y bebía la sangre de los campesinos que tenían la mala idea de abrevar por el torrente o pasar por allí.

Vampiro Serbia

Foto: Blogs

Los aldeanos de Zarozje, pese al paso de los siglos, aseguran que el chupasangre continuó viviendo en el viejo molino triguero. Sin embargo, los problemas de verdad habrían comenzado cuando esta edificación se derrumbó hace unos pocos meses. “Los pobladores están aterrados por ello. Todo el mundo conoce la leyenda de este terrible vampiro y piensa que ahora él está sin hogar, y que posiblemente esté buscando otro lugar para vivir y desde donde buscar nuevas víctimas. Todos estamos muy asustados. Cinco personas murieron hace poco en nuestra pequeña comunidad. Y creemos que esto no fue coincidencia ni tampoco un accidente”, opinó Miodrag Vujetic, alcalde de Zarozje, quien aseguró que muchas personas han informado sobre extraños gruñidos procedentes del viejo molino, además de la presencia de una extraña figura que no se parecía a ningún animal ni a ningún ser humano. “Algunos han afirmado haber visto a un individuo alto y moreno de pie junto al molino en la oscuridad de la noche”, agregó el edil.

El molino en cuestión, que estaba en muy malas condiciones y en estado de abandono desde 1950 (ninguna persona había querido arreglarlo por temor de molestar al vampiro), no era un lugar precisamente solitario. De hecho, se había convertido en una suerte de verdadera atracción turística, pues muchas personas, especialmente los visitantes mas osados, llegaban a Zarozje sólo para ver el lugar donde vivía el mítico vampiro. No obstante, ahora que el molino se vino abajo, los lugareños sostienen que esto habría enfurecido al vampiro, quien ahora estaría buscando un nuevo lugar desde donde capturar y desangrar a sus víctimas.

Cruces, estacas y ajos

Mico Matic, un vecino de 65 años y quien creció escuchando historias de las sangrientas correrías de Sava Savanovic por toda la región, opinó que en estos casos lo importante era ser muy práctico. “Uno siempre debe permanecer en calma. Es importante no asustarlo, pero tampoco burlarse de él. Él es sólo un vecino y hay que hacer lo mejor para mantener términos amigables con él”, sugirió.

Las autoridades de Zarozje, luego que se enteraran del derrumbe del molino y de las muertes consecuentes que se registraron en la región, no dudaron en difundir un comunicado a la población para indicar cómo protegerse del vampiro. Entre las medidas que recomendaron se incluyó el andar con ajos en los bolsillos, así como poner ristras de este vegetal en puertas y ventanas, además de colgar cruces en cada habitación.

El anuncio de estas medidas municipales, una vez que se propalaron por las agencias de noticias, desató curiosidad e hilaridad en muchos puntos del orbe. Sin embargo, las risas no se repitieron en las localidades rurales de países como Serbia, Bosnia y Bulgaria, donde las leyendas de vampiros no son consideradas como tales, sino que como parte de la vida real y de la misma cultura local.
“Entiendo que las personas que viven en otras partes se estén riendo de nuestros miedos, pero aquí la mayoría de la gente no tiene duda de que los vampiros existen”, sentenció el asustado alcalde de Zarozje.

Por lo pronto, las ventas de ajo han alcanzado niveles históricos en este pueblo, ya que los aldeanos creen que el fuerte olor de este vegetal les protegerá de los inminentes ataques de Sava Savanovic. El ayuntamiento local, por su parte, ya empezó a trazar planes para restaurar el molino y así ponerlo otra vez en marcha. Desafortunadamente para ellos, con la entrada del invierno las obras de restauración fueron pospuestas hasta la primavera del 2013. Por ello, prefirieron emitir la advertencia pública sobre el vampiro, aconsejando a la gente utilizar el ajo y poner una santa cruz en todas las habitaciones de sus casas.

Más sobre Fenómenos Paranormales

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.