¿Por qué no hay mujeres en la F-1?

Los recientes comentarios de Niki Lauda sobre la piloto estadounidense Danica Patrick han puesto el tema sobre la mesa, como ocurre cada cierto tiempo.

Guía de: Fórmula 1

Danica Patrick, ex piloto de Indy Cars (y de notable aparición en una de las clásicas ediciones de deportistas en traje de baño de la revista Sports Illustrated) y actualmente piloto de NASCAR, causó recientemente gran impresión al conseguir la pole position para las 500 Millas de Daytona, la carrera más prestigiosa de la categoría más popular del automovilismo estadounidense. La misma donde está corriendo el colombiano Juan Pablo Montoya, ex Williams y McLaren.

Danica Patrick no es cualquier piloto. Es bastante competitiva en el NASCAR, y tiene una experiencia y un nivel importante. Sin embargo, Niki Lauda (campeón de F-1 en 1975, 77 y 84, y actual presidente del equipo Mercedes de F-1) declaró que ella simplemente “no es lo suficientemente buena” para la categoría, y que el automovilismo estadounidense “es de un nivel conductivo muy inferior”.

Danica Patrick

Foto: Agencias

Danica Patrick.

De igual manera se expresó Helmut Marko, asesor deportivo de Red Bull, mientras que Sebastian Vettel eludió caballerosamente la polémica. “Hay que felicitar a Danica por sus logros, pero la cultura del automovilismo estadounidense es muy diferente a la nuestra” dijo el tricampeón.

Un problema generalizado

El tema no es si Danica Patrick es lo suficientemente buen piloto para competir en un F-1. El tema es que hay pocas mujeres practicando el automovilismo a alto nivel en todo el mundo.

Por ejemplo, en F-1 hay dos testers: En HRT, Maria de Villota (que sobrevivió a un terrible accidente probando en 2012) y Susie Wolff, nominalmente tester de Williams, pero con una escasísima presencia en pruebas, y la sombra de que llegó ahí por su marido Toto Wolff (actualmente director deportivo de Mercedes, y ex accionista y director ejecutivo de Williams), ya que no tenía grandes resultados en categorías menores.

Además de ellas, está Patrick y algunas pilotos más en Estados Unidos (como Simona de Silvestro, Sarah Fisher y la venezolana Milka Duno). Y hay muy pocas más que destaquen a nivel internacional. Es lógico suponer que si hay pocas exponentes de sexo femenino, la posibilidad de que una de ellas sea del nivel que requiere la F-1 es más bien baja.

Y no es que no se pueda: La francesa Michele Mouton, lejos la mejor mujer piloto de la historia, fue subcampeona mundial de Rally en 1982, con tres  triunfos en carreras válidas por el Mundial de la categoría. Es probable que el porcentaje de mujeres interesadas por el automovilismo sea menor al de los hombres, lo que redunda en la escasa cantidad de buenas exponentes a nivel internacional.

Las mejores en la F-1

Lella Lombardi

Foto: Agencias

Lella Lombardi, una de las mejores compitiendo en la F1.

Hubo diversas mujeres compitiendo en Fórmula 1 en el pasado. La mejor fue la italiana Lella Lombardi, que corrió doce carreras, llegando sexta en el Gran Premio de España 1975 (carrera suspendida en la mitad de la misma por un grave accidente), la que le dio medio punto, el único conseguido por una mujer en la historia de la F-1.

Además de ella compitieron la italiana Maria Teresa de Filippis (1958-1959), la británica Divina Galica (1976 y 1978), la sudafricana Desiré Wilson (1980) y la italiana Giovanna Amati (1992). De Filippis corrió tres carreras, pero ni Galica, ni Wilson, ni Amati lograron clasificarse a una carrera de F-1 .

Desiré Wilson presenta una curiosidad: en 1979, en la Fórmula Aurora (categoría británica que se corría con autos de F-1 de un par de años de antigüedad), ella ganó una carrera a bordo de un Williams. Hasta la victoria de Danica Patrick en una fecha de Indy Cars en Japón, en 2008, era la  victoria más relevante de una mujer en una carrera de autos de fórmula.

Más sobre Fórmula 1

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.