Video e historia: El accidente más horrible de la F-1

Accidentes en la historia de la Fórmula 1 ha habido muchos, pero ninguno más terrible que el que le costó la vida a Tom Pryce y un comisario de pista en 1977.

Guía de: Fórmula 1

El Gran Premio de Sudáfrica, en el circuito de Kyalami, fue el lugar donde ocurrió este accidente. La televisión tenía dos cámaras cubriendo la escena, y relataremos lo que pasó en ese fatídico 5 de marzo de 1977, según el video que les mostraremos al final. Este accidente generó una fuerte profesionalización de los protocolos y la función de comisario de pista.

La primera cámara, frontal, muestra como el italiano Renzo Zorzi, a bordo del Shadow número  17, tiene un desperfecto mecánico y sale de la pista, estacionando el auto al costado izquierdo de la misma, junto al guard rail. En el circuito, esta es la parte superior de una pequeña colina, que no deja

horrible accidente

Foto: Agencias

Tom Pryce.

Mientras se baja del auto, hay un amago de incendio en la parte posterior del mismo, por lo que Zorzi se baja rápidamente, asustado. Mientras se baja, se le atasca algo en la mano derecha, por lo que logra huir a tirones del Shadow. Tras alejarse un par de metros del auto, y al ver que el fuego no parece extenderse, vuelve rápidamente a sacar algo del lado izquierdo.

En eso, mientras llega un comisario de pista (al que solo se conoce por su apelativo de Bill, de 25 años) con un extintor, algo borroso se ve pasar delante del auto detenido de Zorzi , y hay unos momentos de confusión. Esto se aclara a continuación, con la segunda cámara, que toma la misma escena desde atrás.

Cuando el auto de Zorzi se prende fuego, dos comisarios atraviesan la pista con extintores, en una maniobra arriesgada e imprudente. Bill llega sin problemas al auto detenido y se ve en las escenas anteriores en buen estado junto a Zorzi. Sin embargo, a este lo sigue otro de 19 años llamado Frederik Jansen van Vuuren.

En el momento en que Bill y Van Vuuren cruzan la pista, el March del alemán Hans-Joachim Stuck y el otro Shadow, del británico Tom Pryce, van luchando por una posición en la colina que lleva al lugar donde quedó el auto de Zorzi. Stuck alcanza a divisar a los dos comisarios, esquivándolos, pero Pryce va detrás y no logra ver a Van Vuuren, impactándolo de lleno.

El extintor que llevaba Van Vuuren (de 20 kg de peso) golpea en la cabeza a Pryce a 270 km/h, destrozando su casco y generando su muerte instantánea. El Shadow sigue en línea recta y se estrella contra el guard rail al final de la recta, arrastrando el Ligier del francés Jacques Laffite en su loca carrera.

La muerte de Pryce y del joven comisario fue muy sentida en la categoría, ya que habría sido fácilmente evitable con un mejor protocolo de funcionamiento de los comisarios de pista, labor que hasta el momento era semi-profesional, aún con muchos trazos de amateurismo.

Este es el video, que contiene una descripción (en portugués) de los acontecimientos ocurridos ese día.

Advertencia: Imágenes explícitas del accidente:

Más sobre Fórmula 1

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.