Guía de: Fútbol Americano

¿Se puede empatar en los partidos de fútbol americano?

El empate en el fútbol americano profesional es una situación muy poco común, pero si se dan las circunstancias apropiadas puede suceder, como pasó este domingo entre los 49ers y los Rams.
Foto: nfl.com

Steven Jackson corriendo para un TD de 7 yardas

Curiosamente, hasta este domingo incluso algunos jugadores profesionales creían que no era posible empatar en un partido de fútbol americano. Sin embargo, la respuesta a la pregunta del título es . El empate en el fútbol americano profesional es una situación muy poco común, pero si se dan las circunstancias apropiadas, puede suceder. De hecho, el ejemplo más reciente se dio hace unos días en el partido entre los 49ers y los Rams, que terminó empatado luego del tiempo extra.

La mayoría de los deportes que se practican en Estados Unidos actualmente no considera la posibilidad de terminar empatados. Por ejemplo tenemos el béisbol, que contempla la adición de un nuevo turno o “entrada” para cada equipo hasta que uno haga la diferencia; también el básquetbol, donde se juegan tantos tiempos extras como sean necesarios para desempatar. Esto, porque a diferencia de otros países, los estadounidenses no llevan la tabla de posiciones de sus deportes usando un sistema de puntos, sino simplemente haciendo una proporción entre la cantidad de victorias, derrotas y empates, lo que resulta en un porcentaje.

Foto: nfl.com

Colin Kaepernick anotó un touchdown para los niners

Matemáticas aparte, la NFL introdujo la regla del tiempo extra con muerte súbita -el primero que anota, gana- en el año 1974, debido a que la cantidad de empates se estaba saliendo de control, y varias divisiones estaban adoptando una visión conservadora y ultra defensiva, sobre la base de que el empate si bien no los ayudaba a mejorar el porcentaje, tampoco los perjudicaba. Luego de la inclusión de dicha regla, los empates se redujeron a un promedio de uno cada 2 años hasta el día de hoy, bastante menos que los 8 por año que ocurrían antiguamente.

Para este año, la NFL incluyó además una modificación a la regla de la muerte súbita, con lo que el tiempo extra quedó así:

  • Se sortea con una moneda qué equipo será el que reciba la patada inicial.
  • Si el equipo sorteado consigue anotar un touchdown, gana automáticamente el partido.
  • Si, por el contrario, dicho equipo anota sólo un gol de campo o no consigue anotar, el balón pasa al otro equipo, el cual tiene una única posibilidad de “responder”.
  • Si este último consigue anotar y superar en puntaje al rival, gana el partido. Si sólo logra empatar, el balón vuelve al primer equipo y el tiempo extra sigue con las reglas de muerte súbita tradicionales.

Tomando como ejemplo el partido del domingo, los Rams ganaron el sorteo, pero no consiguieron anotar. Así, el balón pasó a los 49ers, quienes estuvieron a punto de ganar con un gol de campo de David Akers, pero este falló su intento de 41 yardas. El balón volvió entonces a manos de los Rams, y finalmente ninguno de los dos equipos pudo romper la paridad hasta que se acabó el tiempo.

Como ven, es algo muy inusual, pero posible. El partido que les comento estuvo lleno de equivocaciones, un par de lesiones, errores arbitrales… como todos los partidos de la NFL que han terminado empatados. Y un último dato curioso: de los 18 partidos que se han empatado desde 1974, la mitad de ellos han ocurrido en Noviembre. ¿Será este el mes de la tregua en el fútbol americano? Si te gustó el tema, te recomiendo también este interesante artículo histórico.

Foto: nfl.com

"Bueno, colega, empatamos..." - Jeff Fisher y Jim Harbaugh se saludan respetuosamente al final del partido

Más sobre Fútbol Americano

ComentariosDeja tu comentario ↓