Arturo Vidal, las razones que disparan al artillero de la Juve

En la Juve, como antes hizo en el Bayer Leverkusen, ha encontrado su posición ideal: pegado a las bandas, con diagonales hacia el área rival que causan estragos.

Arturo Vidal no es un jugador exquisito. Con el balón en los pies no es un gran habilitador, ni tampoco un finiquitador elegante. Cabecea de manera aceptable para el medio europeo, dispara con ambas piernas, pero no posee un tiro demoledor con ninguna de las dos. Tampoco es especialmente rápido.

¿Qué lo hace, en definitiva, ser un futbolista tan apetecido y admirado en la Juventus? Vidal tiene una condición atlética envidiable, que le hace recorrer el campo como el que más; es fuerte física y mentalmente; su presencia no pasa inadvertida gracias a su inagotable temperamento; es generoso con su despliegue y con el de sus compañeros. Pero, por encima de todo esto y que ya es suficiente, tiene una visión del campo fenomenal. Sabe jugar al fútbol como si fuese una condición innata, y eso es difícil de encontrar en un jugador de sus características.

Vidal Juventus
Foto: Reuters

En la Juve, como antes hizo en el Bayer Leverkusen, ha encontrado su posición ideal: pegado a las bandas, con diagonales hacia el área rival que causan estragos. Parece sentirse más cómodo en el costado izquierdo, para perfilarse al disparo con la derecha, pero en el lado contrario también puede aplicar la misma fórmula.

Gran kilometraje

Desde el Mundial Juvenil de Canadá hasta nuestros días, Vidal ha sumado un kilometraje que lo hace exigirse cada vez más, y su elogiada estampa guerrera suma adeptos entre los rigurosos parámetros del Viejo Mundo.

Posee, además, la cualidad de jamás achicarse. Si su penal es mal ejecutado, se rehabilita a la jornada siguiente; si comete una imprudencia, ahora sabe cómo enmendar el rumbo sin claudicar en sus afanes defensivos.

Es el típico caso del jugador que no deslumbra, pero que siempre está cuando se le necesita y que, sobre todo, hace sentir sus ausencias.

Los hinchas de la Juventus lo adoran, porque saben que de él depende el equilibrio de un equipo que posee una de las líneas defensivas más rudimentarias, pero eficaces de Italia. Vidal ordena, cubre, releva, sale con claridad desde el fondo. Y, si le dan la oportunidad, llega hasta el arco contrario para hacer daño. Aunque no tenga el mejor arsenal en los pies: su artillería la tiene sobre los hombros.

Más sobre Fútbol Internacional

ComentariosDeja tu comentario ↓