Guía de: Fútbol Internacional

Insólito: Futbolistas que se negaron a cantar el himno de su país

El último en hacer noticia por este tipo de polémica fue el francés Karim Benzemá, pero la lista incluye a varios jugadores y de distintas nacionalidades.

Polémicas y ofensivas resultaron ser para los franceses las palabras de uno de los delanteros estrella de su selección de fútbol, el atacante de origen argelino y criado en Francia, Karim Benzemá quién fue enfático en señalar: “No tengo por qué cantar el himno la Marsellesa”.

Como era de esperarse fanáticos y nacionalistas de aquel país reaccionaron de muy mala manera ante lo que ellos consideraron un insulto sin perdón posible, aún cuando Benzemá se defendió asegurando amar la selección francesa al punto de que para él es “un sueño”.

Lionel Messi en el ojo del huracán

Pero la verdad es que Benzemá no es el primer futbolista en hacer noticia por no cantar la canción de su país. Antes que el delantero del Real Madrid es posible encontrar casos emblemáticos, como por ejemplo el del argentino Lionel Messi.

Ocurrió que en la Copa América disputada en el 2011 Messi fue grabado con la boca cerrada mientras el resto de sus compañeros entonaba en voz alta el himno de Argentina generando así un gran rechazo entre los hinchas trasandinos que sólo fue olvidado a punta de goles.

Zinedine Zidane, también en Francia

Futbolistas

Foto: EFE

Zidane es uno de los casos.

Otro de los que aparece en el listado de los que ha sido apuntado con el dedo por no cantar el himno de su país también proviene de Francia. Se trata de astro del fútbol Zinedine Zidane, mediocampista con descendencia argelina que brilló defendiendo los colores franceses, pero se negó a cantar incluso hasta en la final del Mundial Francia 1998 entre Francia y Brasil.

Alemania

En el país germano también han sabido de casos en los que jugadores que han vestido sus colores se han negado a cantar la canción nacional. La principal razón de este fenómeno en los alemanes es que muchos de los que han jugado por Alemania tienen sus orígenes fuera de las fronteras teutonas.

Un ejemplo de rebeldía fueron Mesut Özil, Sami Khedira, Lukas Podolski y Jerome Boateng, quienes durante la Eurocopa 2012 vivieron momentos difíciles luego de que las cámaras de TV los capturaran con sus bocas cerradas mientras miles de alemanes entonaban su himno nacional, los mismos que no perdonaron a sus jugadores y que hasta llegaron a pedir mayor compromiso a la federación de fútbol de Alemania.

“Algo personal” e incluso un tema de  “superstición”

Un caso emblemático es el del galés Ryan Giggs quién nunca tuvo  problema alguno en cantar el himno de su país, pero que a la hora de defender a Gran Bretaña en los Juegos Olímpicos de Londres prefirió guardar silencio junto a sus compañeros Craig Bellamy y Joe Allen argumentando “es algo personal”.

Hasta ahora los argumentos de los futbolistas que se negaron a cantar el himno de un país podrían tener algún grado de comprensión. El que se sale de este margen es el del Tomas Rosicky, capitán de la República  Checa en la Eurocopa 2012 quién entregó motivos supersticiosos para no entonar  su canción nacional.

“He estado mucho tiempo sin cantarlo, porque cada vez que lo hacía, perdíamos. Solamente lo cantaba en mi cabeza, porque soy muy supersticioso. No volveré a hacerlo en esta Eurocopa”, señaló Rosicky.

Más sobre Fútbol Internacional

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.