Guía de: Hombres

El otro Kamasutra: 11 mejores formas de besar a una mujer

Los besos son el condimento de cualquier relación. No saber darlos es perder terreno, manejar la técnica es ganarse el cielo. Conoce las mejores y más pasionales formas de ganarte los labios femeninos.

Besar es todo un arte. Muchos hombres se han hecho famosos por manejar con experiencia profesional el dominio de sus labios. La imagen de un hombre besando a una mujer con maestría es inspiradora. Míticas escenas de la vida real, y también en el cine y la televisión, nos recuerdan que la boca se inventó para algo más que comer o hablar.

Pero ¿qué nos hace más o menos expertos en los besos? A la luz de la experiencia y la investigación de campo, me viene a la cabeza un viejo proverbio que dice: la práctica hace al maestro, solo eso. Libros y manuales hay por montones, pero nada de eso sirve si a la hora de llevarlo a la práctica nos tienes técnica y timing (momento y tiempo preciso).

Formas de besar

Foto: AP

Hay besos para todos los gustos.

Por lo mismo te entregamos las 11 mejores formas de dar un beso, una especie de Kamasutra del preámbulo. La idea es aplicarse, depurar la técnica y probar cuantas veces y besos sea necesario para alcanzar la perfección. No aseguramos nada, salvo que tu pareja será la más contenta con tu entrenamiento y no habrá rutina que le gane a tu relación.

Beso cruzado: Es uno de los besos más tradicionales. Se da cuando las parejas inclinan sus cabezas y cruzan narices en direcciones opuestas. Dicha postura permite un mejor contacto entre las bocas.

Beso y mentón: En general este beso es algo más tierno y dulce que el tradicional. Por lo general se da cuando el hombre le toma el mentón a la mujer y la besa mientras inclina su cabeza hacia atrás.

Beso francés: Es un beso de boca abierta, supuestamente invasivo. Debes explorar la boca de tu pareja con sabiduría y de forma ascendente, primero con movimientos lentos de lengua hasta desatarte después si encuentras la respuesta adecuada.

Formas de besar

Foto: El Mercurio

La sensualidad del beso de roce.

Beso efusivo: Es un beso de pasión, largo e impetuoso, que generalmente siempre es el preludio a una relación sexual. A diferencia del beso francés, en este beso debes besar los labios de la mujer, pero la gracia es que también debes aplicar pequeños y sutiles mordiscos, lo que lo hace más excitante.

Beso en retaguardia: Este beso más que por la técnica se caracteriza por la forma de abordar a la mujer, tomándola por la espalda, girando su cuello y alcanzando la boca por el costado, de forma abierta y forzando suavemente el mentón y cuello para sumar algo más de pasión a la escena.

Beso hombre araña: Inspirado en la película del héroe trepamuros, es cuando abordas a la mujer de forma invertida (si no tienes una telaraña que te soporte ojalá ella esté acostada) y le das un beso al revés. Tomas su cabeza desde lo alto y que su labio inferior haga las veces de labio superior y viceversa.

Beso chicle: Este tipo de beso consiste en capturar los labios de tu pareja entre los tuyos, estirándolos suavemente como si emulara la forma y consistencia de una goma de mascar o chicle.

Beso repetitivo: Es un beso de carácter más tierno que se da reiteradas veces y en pequeñas dosis a lo largo de todos los labios, como para reafirmar cariño o amor.

Beso de roce: Los labios deben tocar los de la mujer con delicadeza y de forma muy somera. Sugerente y casi imperceptible, optativamente apoyado con la lengua, pero sin penetrar la boca.

Formas de besar

Foto: El Mercurio

Beso Hombre Araña y Mary Jane

Beso en comisuras: Cuando quieres encender la pasión parte por un beso en las comisuras de la boca o como se dice en lenguaje popular “beso cuneteado”. Es la pruerta de entrada para explorar el resto de la boca.

Beso con dedos: No es tan extraño, pero a algunas mujeres les gusta que aparte del beso incluyas uno o más dedos, ya sean propios o los de ella en el recorrido que haces. Puede ser de forma interna como externa.

BONUS TRACK: Mordiscos

En los momentos que la pasión desborda también es recomendable aplicar una dosis mordiscos, los que te pueden ayudar a incrementar la pasión.

Mordiscos en algunas partes del cuerpo: mentón, cuello, espalda, hombros y piernas, entre otros, puede ser un buen recurso, pero recuerda que la piel es más sensible en algunas partes del cuerpo, por lo que no es recomendable exponer a tu pareja al canibalismo tampoco.

Más sobre Hombres

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.