Alternativas de inversión: ¿Depósitos a plazo o fondos mutuos?

Los Fondos Mutuos muestran al menos 5 atributos que debieran ayudar a los inversionistas a decidirse para contratarlos.

Si bien ante la decisión de invertir parte de nuestro patrimonio o un dinero extra, las alternativas pueden ser –en un principio- tan diversas como complicadas o confusas, existen ciertos instrumentos que tradicionalmente han respondido a la preferencia del común de las personas como son los depósitos a plazo.

Habitualmente quienes recién han tomado la decisión de ir más allá de una libreta de ahorros o por personalidad son más tradicionales o conservadores, han escogido esta alternativa en búsqueda de conservar  y mejorar su patrimonio.

Sin embargo, existe otra alternativa que ofrece múltiples opciones y pueden responder a las más diversas inquietudes respecto a velar para que haya el mínimo riesgo y, por el contrario, las mejores opciones para aumentar la inversión.

Alternativas inversión

Foto: Agencias

Estos son los Fondos Mutuos, que en un primer análisis muestran al menos 5 atributos que debieran hacer a estos inversionistas decidirse a contratarlos con la certeza de estar optando por una excelente alternativa para depositar no sólo su dinero, sino también su confianza.

¿Cuáles son los mayores puntos a favor de los Fondos Mutuos?

Ante todo, es importante  recordar que se trata de instrumentos de  inversión formado por acciones, instrumentos de deuda (bonos, pagarés, depósitos a plazo, u otros llamados comúnmente “instrumentos de renta fija”) o combinaciones de ambos.

A diferencia del depósito a plazo, que es renovable mes a mes o con otro plazo fijo previamente convenido, con los Fondos Mutuos el inversionista no está obligado a renovarlo con una periodicidad determinada ni necesitan su rescate en un plazo previamente fijado. Eso mismo hace que no tributen mes a mes, como sí lo hacen los depósitos a plazo.

Esto los convierten en una muy buena herramienta, no sólo de inversión, sino también de planificación tributaria, ya que el inversionista no tributará (no pagará impuestos) hasta el momento del rescate, lo que puede suceder al siguiente o subsiguiente año o en el momento que lo planifique y no mes a mes o cuando no lo desea.

En el caso, por ejemplo, que la persona decida rescatar la mitad de la inversión, sólo cancelará los impuestos correspondientes a ese cincuenta por ciento y no al total de lo invertido. Asimismo estará ganando intereses por todo el monto invertido y no tendrá que pensar en el monto invertido los impuestos que deben pagarse mes a mes.

Así, además de facilitar la planificación tributaria, permite la liquidez inmediata, ya que no se debe esperar los 30, 60 o 90 días que un depósito a plazo hubiera fijado a priori, sino cuando la persona lo decida o necesite.

Asimismo, permiten algo que como personas únicas se nos haría difícil o casi imposible hacer y es la de diversificar en distintas acciones o bonos el dinero invertido. Eso es posible al reunir nuestro dinero con el de otros muchos inversionistas y actuar prácticamente como una “empresa” que usa el capital aportado por sus “accionistas” para invertir en diferentes instrumentos financieros. Por tanto, son una buena herramienta de diversificación: puedo comprar cinco, seis o más tipo de acciones que de manera particular no habría podido adquirir.

Diversidad de los fondos

La diversidad de estos fondos está dada también porque éstos pueden ser en pesos, dólares o euros; pueden ser sobre la base de instrumentos fijos o variables; corresponden a acciones, bonos u otros de Chile o el extranjero y pueden  considerarse tanto en el corto como en el largo plazo.

Otro atributo que hace interesantes a los Fondos Mutuos es su tasa variable, lo que no puede ofrecer un depósito a plazo que en el momento que se suscribe tiene su tasa fija ya determinada.

Asimismo, permiten al inversionista acogerse al APV y el beneficio tributario que éste otorga.

No se trata, aquí al menos, de hablar sólo de las bondades de los Fondos Mutuos y nada respecto a los riesgos o debilidades que éstos representan. Sin lugar a dudas, las motivaciones que llevan a cada persona a decidirse por uno u otro instrumento de inversión, el tiempo que espera tener su dinero en acciones, bonos, depósitos u otros y los riesgos que desea asumir son sólo algunas de las variables que debe considerar a la hora de decidirse entre una u otro instrumento de inversión.

Pero dada la amplia gama de posibilidades que estos fondos otorgan al inversionista, vale la pena analizarlos más y estudiar las distintas opciones que el mercado está ofreciendo para las inversiones con estos instrumentos. Al menos para tenerlos como alternativas…buenas alternativas de inversión.

Más sobre Inversiones

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.