Guía de: Inversiones

Aumentos de capital o cómo 2013 traerá más volatilidad

Para los inversionistas y los que entraron al mundo de la compra y venta de acciones, la recomendación es estar muy alertas y analizar con mirada de corto y largo plazo las alternativas que ofrecerá un “movido” mercado.

Para lo que queda del año y lo que viene del 2013 se prevé una bolsa más dinámica que en otros periodos, con una mayor sensación de riesgo y con un nivel mayor de montos a transar. La explicación son los anuncios o decisiones de aumento de capital de grandes empresas como Enersis, Cencosud, Banco de Chile, Corpbanca, Sonda  y Enjoy, entre otras, además de la sospecha respecto a lo mismo para Latam.

Los motivos para estos aumentos, que no son otra cosa que una forma de inyectar dinero, alternativa a la de solicitar un crédito o un aumento de deuda (emisión de bonos), son la necesidad de financiar distintos proyectos como la  fusión entre Lan Chile y Tam de Brasil o la compra por parte de Cencosud de más de 90 tiendas correspondientes a la cadena Carrefour Colombia.

Capital 2013

Foto: Alfredo Cáceres

Proyectos que para los potenciales inversionistas que se interesen en adquirir estas acciones deben ser lo suficientemente conocidos, analizados y evaluados de modo de tomar una decisión informada respecto no sólo a las condiciones en que se están concretando estos negocios, sino también respecto a las expectativas en torno al futuro de las acciones y su valor.

Porque lo que todo inversionista busca es la rentabilidad, pero que ésta sea a corto o largo plazo influirá en la decisión de a cuál de estos procesos, si se embarca en uno, decide sumarse y finalmente comprar acciones.

Será relevante, quizás más de lo habitual, buscar y considerar los informes de los departamentos de estudios de las corredoras de bolsa y administradoras de fondos mutuos, así como de las compañías de seguros, en el que se analizan no sólo a las empresas y los proyectos en carpeta, sino también el comportamiento de la industria en que se desenvuelven.

Así, mientras unos consideren que es momento de vender, porque habitualmente un aumento de capital significa una baja en el precio de las acciones, otros pensarán que es mejor comprar porque en el largo plazo estás subirán de precio y se logrará, con la debida calma, la rentabilidad esperada.

Un mayor movimiento

Si bien el mercado siempre es dinámico y nadie tiene la última palabra, en lo concreto, con estos aumentos de capital habrá sin lugar a dudas un mayor movimiento, aumentarán las transacciones y los montos transados, se generará una mayor volatilidad que podría provocar una mayor sensación de riesgo, lo que hará que la bolsa local adquiera un dinamismo que debiera hacer reflexionar a los inversionistas o a quienes quieren entrar al mundo de las acciones de modo de mirar con mayor detención lo que pueda estar diciendo en ese momento el mercado.

Habiendo más acciones disponibles para la compra y venta, habrá mayor dispersión respecto a las alternativas de inversión y por tanto habrá que ver en su momento cuál o cuáles serán las mejores decisiones para invertir buscando siempre velar por el patrimonio pero a la vez lograr la rentabilidad que se espera.

Y las experiencias sobran. Un ejemplo fue el 2010, año en que si bien la rentabilidad del IPSA fue de 37,58 por ciento, también fue año que se caracterizó por la alta volatilidad. Por eso, no está de más insistir que para el inversionista todo dependerá de sus expectativas: si espera lograr una rentabilidad de corto plazo o por el contrario, prefiera comprar barato ahora y vender a largo pazo para cuando la acción haya subido lo suficiente como para concluir que se tomó la mejor decisión.

Más sobre Inversiones

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.