¿Cómo golpeará la crisis argentina al turismo en Chile?

Ya se han visto destinos turísticos como Brasil y República Dominicana donde advierten de la considerable baja de turistas argentinos.

La alta inflación y las restricciones al mercado cambiario del país vecino le podrían traer más de una sorpresa negativa este verano 2013 al sector turístico de Chile, especialmente en el mes de enero en que las playas de las regiones de Valparaíso y la Serena mayoritariamente, se llenaban -hasta ahora- de trasandinos.

No se trata de ser pesimista ni pájaro de mal agüero, pero ya se ha visto en otros destinos turísticos de preferencia de los argentinos como Brasil y República Dominicana donde advierten de la considerable baja de turistas argentinos e incluso ausencia notoria en el caso del país caribeño, lo que hace pensar que la falta de dólares ha hecho que los argentinos se han visto obligados a cambiar de destinos o simplemente priorizar  los lugares de interés dentro de su propio país.

Ya el FMI ha hecho advertencias claras respecto a las preocupantes cifras económicas del último año. Y no es menor si un estudio de noviembre pasado puso nuevamente en el top ten del mundo a la Argentina con la cuarta mayor inflación de todo el orbe.

Turismo

Foto: Tomás Fernández

La proyección de algunos analistas habla de hasta una inflación cercana al 40 por ciento,  aunque las cifras oficiales señalan una inflación del 25 por ciento, muy lejos de la realidad de nuestro país en que no supera el 2,5%. O incluso de Venezuela, otra economía de preocupación para el Fondo Monetario Internacional, cuya inflación bordeaba el 19 por ciento.

A eso hay que sumar el tipo de cambio. El cambio oficial está a 4.63 pesos argentinos, mientras que en el mercado negro un dólar se llega a transar a 6.20 pesos trasandinos. Esto ha hecho que muchos argentinos y sobre todo turistas acudan a lugares no oficiales a cambiar su dinero.

Pero la situación no es tan fácil. Revisando la prensa argentina  e internacional se pueden leer distintos testimonios de argentinos que a pesar de contar con autorización –que debe solicitar Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP)- para comprar una cierta, limitada y restringida suma de dinero en dólares terminan adquiriendo lo que los organismos estatales determinan. Es el caso publicado por la agencia de noticias Xinhua que publicó que en una casa de cambios x y durante una semana sólo pudieron comprar dólares una de cada 30 personas que entró, siempre por montos mínimos de 200 a 250 dólares.

A esto se suma, además, las últimas restricciones impuestas a las tarjetas de crédito y al límite a los retiros en dólares en el extranjero.

Consecuencias para nuestro turismo y algo más

¿Qué implica todo esto? Por un lado, una eventual baja en la demanda por arriendos de casas o departamentos de veraneos y toda la cadena de servicios relacionados (hoteles, restaurantes, medios de transporte, etc.)  que implica recibir a los turistas argentinos que el último verano  alcanzaron a 300 mil personas sólo en las costas de Viña del Mar y los alrededores.

Las organizaciones que agrupan a los empresarios del turismo así como el propio Sernatur han hecho campañas para mantener y aumentar en lo posible la afluencia de turistas argentinos para esta temporada estival. E incluso se han hecho esfuerzos de parte de las casas comerciales para dar mayores facilidades a los trasandinos y aceptar mayor cantidad de pesos argentinos en vez de dólares.

Sin embargo, creo que esto debiera tener un límite. Y por ello poner atención a lo que pueda suceder porque nuestras casas de cambio, considerando la galopante inflación del país vecino, tampoco podrán llenarse de divisas argentinas por su devaluación y –dado el escenario económico poco auspicioso- poca demanda para el futuro.

Así las cosas habrá que esperar los primero días de enero y ver cómo se comportan los amigos argentinos. Quizás sus visitas, al contrario de lo que se podría pensar aumentan prefiriendo a Chile como destino dada la cercanía y menor costos de traslados  y las facilidades para operar en Chile con su propia moneda. Por el bien del turismo y la economía chilena ojalá sea así.

Más sobre Inversiones

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.