Guía de: Inversiones

Deudas de Navidad: En qué fijarse para no botar dinero

Los chilenos, caracterizados por ser muy consumistas, corremos el riesgo –sobre la base de las diversas ofertas de créditos- de continuar profundizando el endeudamiento.

Para estas fiestas de fin de año, especialmente para los días previos a la Navidad se espera que las ventas en el comercio registren un aumento de 30 por ciento, lo que es un reflejo más del buen momento por el que está atravesando nuestra economía.

Sin embargo, y como algunos expertos –y en este mismo espacio- hemos venido diciendo los buenos resultados económicos han ido acompañados de mayor endeudamiento tanto de empresas como de las personas, independientemente de su nivel socioeconómico.

Por ello surge –pensando en un par de semanas más y el stress pre navideño que implica comprar los regalos para esta fiesta- la pregunta respecto a cuanto de este 30 por ciento más de ventas será financiado con dinero en efectivo y cuánto, por el contrario, con deuda.

Deudas Navidad
Foto: Agencias
En otras palabras, cuánto se comprará con el dinero que cada uno ahorró o con el que cuenta en el momento y cuánto de estas compras se financiará con tarjetas del retail o bancarias o con créditos a plazo.

Estamos en un buen momento, lo han repetido analistas, economistas y autoridades. Sin embargo, en el caso del presupuesto familiar basta un solo hecho extraordinario como un accidente, una enfermedad o la pérdida del trabajo para correr serios riesgos de incapacidad de pago debido a este alto sobre endeudamiento.

Por ello, la importancia de sacar cálculos responsables y “con papel y lápiz en la mesa” a la hora de sumarse a esta vorágine que se aproxima y si ha decidido asumir una deuda fijarse bien en las distintas alternativas y decidir sobre aquella que más le convenga.

CAE y su importancia

Afortunadamente, la autoridad ha ido implementando distintas iniciativas en pro de la transparencia y de facilitar y ofrecer mayor información a las personas de modo de que éstas puedan tomar mejores decisiones comerciales y las entidades bancarias, a su vez, respondan a una normativa más exigente.

Es el ejemplo del CAE, que aunque mucho se ha hablado, persiste en torno a él aún muchas dudas e incluso confusión.

Dicha sigla, que significa Carga Anual Equivalente, es un indicador que permite conocer al consumidor el costo de un crédito y teniendo el CAE de simulaciones de créditos en dos o más entidades, las personas pueden ahora comparar “manzanas con manzanas y peras con peras” entre distintos bancos o casas comerciales.

No se trata de las tasas de interés que se aplican a los créditos, sino el costo de un crédito en un período anual, considerando intereses y costos de seguros asociados, además de impuestos.

Lo importante al momento de analizar y comparar dos o más simulaciones de créditos con esta nueva modalidad es asegurarse que ambas incluyan el mismo monto solicitado, el mismo plazo para pagar (mismo número de cuotas) y los mismos seguros.

De ese modo, tendrá la certeza que a menor valor del CAE, menor será el costo total de financiamiento.

Pero valga, nuevamente, la recomendación de actuar con responsabilidad con las compras de esta navidad y asegurémonos de estar gastando efectivamente lo que tenemos o lo que podemos comprometernos a pagar en el corto o mediano plazo, sin sobre endeudarnos.

Más sobre Inversiones

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.