Inicio » Inversiones »Equipo

Dividendos: otra atractiva alternativa de inversión y rentabilidad

Una buena alternativa son aquellas acciones de empresas que son reconocidas por ser buenas pagadoras de dividendos o como se conoce en el ámbito bursátil cuentan con buen dividend yield.

Comprar acciones en el momento justo y venderlas a un buen precio en el momento oportuno es el ejercicio ideal que busca todo inversionista, aunque por cierto no siempre las condiciones del mercado, la coyuntura o las necesidades permiten que ésta sea siempre la ecuación perfecta. Sea o no la decisión acertada en el momento justo, cuando se piensa en el mundo de las acciones este ejercicio es una de las primeras cosas que se nos viene a la mente.

Así es. Ganar dinero producto del aumento del precio de las acciones que se venden a un valor mayor al que inicialmente adquirimos es una alternativa muy usada por personas de alto pero también mediano patrimonio. En este caso, la idea es comprar aquellos paquetes accionarios que presentan una buena perspectiva de crecimiento, bajo un análisis en relación a su comportamiento en la bolsa, proyectos de inversiones, crecimiento, nuevos mercados, resultados financieros, participación en el Ipsa u otros elementos relevantes.

Pero existe otra opción. Tan o más rentable que la primera: la adquisición de acciones para ganar dinero a través de los dividendos que reparten esas empresas.

Dividendos

Foto: Internet

Las sociedades anónimas, por ley, están obligadas a repartir sus utilidades en un porcentaje mínimo de 30 por ciento de las utilidades netas. Sin embargo, dependerá de la política de dividendos de cada empresa –que se define en la junta de accionistas- el porcentaje final en relación a la repartición de dividendos pudiendo ser desde 30 hasta el 100 por ciento sobre las utilidades, lo que la podría hacer aún más atractiva para los inversionistas.

En este caso, dichos inversionistas se deciden por estas acciones no impulsados por el aumento del precio de éstas sino por la repartición de utilidades. En otras palabras, y considerando que las acciones son participación de una empresa, se deciden por aquellas que le resultará un atractivo negocio gracias a los dividendos que se distribuyan (utilidades de las empresas) en su momento.

Buenas pagadoras de dividendos

En ese escenario, una buena alternativa son aquellas acciones de empresas que son reconocidas por ser buenas pagadoras de dividendos o como se conoce en el ámbito bursátil cuentan con buen dividend yield pero siempre teniendo presente que cualquier proceso al interior de ellas, así como distintos comportamientos de los mercados en que opera la empresa pueden, de igual modo, afectar negativa o positivamente los resultados y por ende la repartición de utilidad.

Es relevante también comentar que en estos casos existen algunos inversionistas que prefieran vender sus acciones antes de que se inicien los procesos de pago de dividendos para luego recomprar las mismas, las que habitualmente bajan de precio terminados estos periodos.

Del mismo modo, hay quienes sabiendo que sobre los dividendos pesan impuestos, toman como alternativa vender las acciones antes de la fecha de corte para evitar el pago de éstos.

Cualquiera sea la decisión final del inversionista, comprar acciones pensando en sus dividendos es otra alternativa de inversión que puede resultar atractiva a la hora de analizar distintas opciones para maximizar los recursos y obtener una eficiente rentabilidad de los mismos.

Más sobre Inversiones

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.