Guía de: Kinesiología

Actividad física: ¿Se puede lograr placer al hacer ejercicio o es solo sufrir?

El organismo produce la endorfina para contrarrestar el dolor. Su interacción con el cerebro puede traer sensaciones insospechadas.

Los beneficios que brinda la actividad física a la salud y a la calidad de vida son conocidos. Realizar ejercicio forma parte de la rutina de mucha gente y es bueno que así sea. El problema es que para muchos la actividad física se convierte en una de las tantas obligaciones que exige la vida, como si no fueran suficientes. Y en la interrogante de salir a tomarse un café con un amigo o salir a  trotar muchas veces gana la primera opción. La vida actual es muy intensa, llena de deberes que cumplir. Y obviamente el primer instinto ante un poco de tiempo libre es disfrutar. Pero ante este mismo escenario hay muchas personas que eligen la segunda opción. Y generalmente es este grupo capaz de elegir ambas.

actividad-física
Foto: Tomás Fernández
Está comprobado que al hacer ejercicio se  libera un neurotransmisor llamado beta endorfina. Los neurotransmisores son los compuestos químicos que transmiten información a través del cerebro. Dependiendo del neurotransmisor, se inhiben o promueven ciertas reacciones esenciales para el funcionamiento síquico y físico del cuerpo. La beta endorfina es un elemento fundamental para crear en el cuerpo humano sensaciones de placer. Este químico se genera durante la actividad física y los deportistas tienen gran cantidad de ella.

Endorfina contra el dolor

De esta apreciación surge la explicación del porqué en los deportistas el dolor físico es reemplazado por sensaciones de bienestar, optimismo y alegría que se prolongan aún después de concluida la actividad. Esto es causado porque el organismo produce la endorfina para contrarrestar el dolor. Su interacción con el cerebro se asemeja a los efectos que sobre el mismo producen ciertas drogas prohibidas, ya que reemplaza el dolor por el placer, disminuyendo el estrés y permitiendo un estado de ánimo ideal para gozar plenamente.

Este efecto no sólo se produce en deportistas de elite, todos al realizar ejercicio podemos obtener estos beneficios. El iniciar una actividad física puede resultar una obligación. Pero en la medida en que seamos constantes la obligación puede convertirse en placer y verás como comienza a ser una necesidad. Notarás que tienes más energía y tareas que quizás antes te resultaban difíciles ya no lo serán tanto. Tu nivel de estrés se regulará y lo más importante serás más feliz y eso se reflejará en todo lo que hagas.

Por esto hay que ganarle al cansancio inicial, toma la decisión y sin darte cuenta el ejercicio será un placer. Como consejo elije algo que te guste, no todos estamos diseñados para correr grandes distancias. La gama es amplia, solo prueba y atrévete.

Más sobre Kinesiología

ComentariosDeja tu comentario ↓