Guía de: Kinesiología

Disfunción patelo-femoral, dolorosa patología a la rodilla

Conoce de qué se trata la disfunción patelo-femoral y aprende algunos tips para su manejo.

La Disfunción Patelo-Femoral (DPF) es una patología común de la rodilla. Ocurre cuando existe una alteración de la mecánica normal entre el fémur y la patela o rótula. Son muchas las causas que pueden originar esta disfunción. En términos simples la rótula no se mueve de manera eficiente contra el fémur, se sobrecargan las estructuras y la articulación genera dolor.

El dolor se localiza en la cara anterior de la rótula. Subir y bajar escaleras, pararse después de estar mucho rato sentado, como en el cine por ejemplo, son típicos. En general aparece el dolor en actividades deportivas o de la vida diaria que involucran flexión de la rodilla.

Al comienzo los síntomas son muy leves casi imperceptibles, pero con el tiempo el desgaste se hace notar y el dolor puede ser muy intenso. Hay que estar atento a las primeras señales. Por lo general se da en ambas rodillas, pero suele comenzar en una.

Disfunción rodilla
Foto: Reuters

La Disfunción Patelo-Femoral (DPF) es una patología común de la rodilla

Las causas

Pueden ser muchas las causas, un mal alineamiento y/o un desbalance muscular gatillan el cuadro. Columna, caderas y tobillos afectan directamente la mecánica de la rodilla. El origen de una DPF puede deberse a alineamientos defectuosos de cualquiera de ellas.

Si sospechas la presencia de este cuadro te aconsejo consultar a un especialista. Lo ideal es aprender a manejar la situación desde el inicio, así se evita un mayor desgaste articular y por ende mayor sintomatología e incapacidad deportiva. Hay que saber que la DPF no es una lesión con fecha de término, como una fractura por ejemplo.

La fractura consolida, sana y ya. La DPF en cambio, es más como una condición y hay que aprender a auto-manejarla. La educación es vital en este proceso. El cuidado postural y ciertos ajustes en las actividades deportivas son necesarios. Hay que trabajar con un Kinesiólogo especialista que sabrá qué músculos fortalecer, cuales elongar y lo más importante en que ángulos de flexión de rodilla trabajar.

El objetivo principal de la Kinesiología es intentar re-alinear correctamente la rótula mediante ejercicios específicos. Por lo general este trabajo toma tiempo y el paciente debe entender que deberá mantener una rutina especial de ejercicios siempre. Existen casos que requieren cirugía además.

Algunos tips para manejar el dolor:

- Evitar posturas sostenidas en flexión: cambiar la posición de las rodillas al estar sentado, pararse de vez en cuando o mantener las rodillas estiradas cada cierto rato ayuda mucho. Evitar arrodillarse o acuclillarse.

- Fortalecer los músculos de las piernas en posiciones que eviten el dolor (ojalá con un especialista). Sentadillas y estocadas profundas no estan permitidas al inicio.

- Mantener flexible las piernas, sobretodo el tejido lateral del muslo (banda iliotibial).

- Tener un icepack en la casa y oficina (el hielo disminuye el dolor y reduce la inflamación).

- Tomar conciencia de las posturas y actividades que hacemos durante el día para evaluar mejor cuando aparece el dolor. A veces mínimos cambios conductuales hacen una gran diferencia.

- Consultar cuanto antes, no esperar el dolor intenso e incapacitante, mientras antes se trate mejor.

- Incorporar la rutina especial de ejercicios como una forma de vida y no como una obligación “latera”. Cuerpo sano=mente sana. Ánimo y suerte!!

Más sobre Kinesiología

ComentariosDeja tu comentario ↓