Inicio » La U »

Benjamín Inostroza, promesa de 15 años es la última joya azul

La Copa Chile da opciones para que los técnicos se jueguen por las promesas de las inferiores, Sampaoli lidera la audacia e hizo debutar a un niño de 15 años.

Guía de: La U

Tanto la directiva azul como el propio Sampaoli señalaron que la U también priorizaría la Copa Chile, pues es un título que se extraña en las vitrinas de la U y entrega un cupo a la Copa Sudamericana 2013, la única forma de estar en Sudamérica dos veces al año.

Los resultados si bien son inquietantes, tres empates y ocupar un no clasificatorio tercer lugar, ha permitido mostrar en cancha y con la exigencia de enfrentar a planteles profesionales una camada que puede y debe alentar esperanzas para el futuro de la U.

Ya frente a Wanderers -como esbozado desde la banca antes en Calama- el domingo pasado en los inicios del partido en una muy veloz contra iniciada desde el lateral izquierdo por John Santander, el pibe Duma resiste un tacke caturro y habilita a Fabián Carmona quien con la clase de un consagrado que Chile no tiene le cambia el perfil y el palo al portero Reyes con la misma definición de Valdano frente a Schumacher en la final de México ’86. Todavía estoy aplaudiendo.

Benjamín Inostroza

Foto: Marco Muga

Benjamín Inostroza es la última joya azul.

La hermosa celebración frente a la tribuna de la familia azul reunió en un bisoño tren azul a los proyectos de corto plazo que tiene la U para sumar al primer equipo: además de Santander, Duma y Carmona, al ya más experimentado Sebastián Leyton y a Bernardo Cerezo, quien se inicia en el surco que dejaron el chepo Sepúlveda, el toro Aránguiz y luchito Musrri.

Como si no fuera suficiente con lo anterior en ese partido ingresaron Matías Bizama y Sebastián Echeverría: siete juveniles jugaron en un partido oficial del futbol profesional chileno, algo para recordar bien, más allá del segundo de tres empates consecutivos en Copa Chile.

Desde esta columna, que se lee sesgada dependiendo de los colores del respetable y honorable lector, clamamos porque se haga jugar a los chicos, desde el 2010 esperábamos a Angelo Henríquez en la cancha y miren lo que pasó: se lo llevó el Manchester United. Con la misma energía digo que hay técnicos -y son muchos, tal vez la mayoría- que no habrían citado ni hecho jugar en primera a Maradona a los dieciséis o Pelé a los quince años.

La mejor carne hay que ponerla de inmediato en el asador, si también hay que cuidarla y mucho para que entregue lo que se espera, pues son demasiadas las cosas que pueden pasar con jugadores tan jóvenes y son tantos los proyectos frustrados por errores en la cancha y más aún fuera de ella.

Anoche en el viejo Santa Laura, promediando la media hora del segundo tiempo de un entretenido como errático partido, Sampaoli reemplaza a un cada vez más oscuro y triste Pedro Morales por un niño de apenas quince años: Benjamín Inostroza, con un tranquito que recuerda a un olvidado totocha homónimo, se puso de inmediato a corretear a todos los bohemios del fondo indicando que quería tener pronto el balón, pues le quedaban muy pocos minutos en un partido que la U perdía 1-2.

La presión del reestrenado Civelli sobre Solís provoca el rebote en el vertical que el quinceañero Benjamín al toque, de primera, manda a la red decretando una igualdad transitoria 2-2, en un partido mejorable de la U igualado 3-3 frente al colista del ascenso, marcador que afortunadamente nos deja algo más con la anécdota e ilusión del debut goleador de Inostroza.

Por ahora solamente hay pleno derecho a tener esperanzas, el chico mostró atrevimiento, valor y guapeza para pedirla para encarar con un físico que le pasa la cuenta en un camarín profesional donde las diferencias son evidentes, pero también hizo ver cosas muy interesantes dentro de los escasos minutos que estuvo en la cancha.

Como en el entrenamiento, Benjamín tiene la pelota bajo la suela, con toda la juventud y un futuro por delante, su conmovedor festejo en interminable carrera revoleando la camiseta mostrando su emoción y el peinado del bautizo nos lleva a pensar lo que tendrá por contar y en cosas importantes para él, tiene mucho que trabajar en lo físico y futbolístico para llegar arriba, comenzando con alcanzar un lugar en el primer equipo de la U.

Más sobre La U

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.